5 maneras de rebajar lo picante a la comida

Los lácteos son una excelente opción para apagar el fuego de la capsaicina

Los ácidos como el limón, el vinagre o el tomate pueden balancear los sabores.
Los ácidos como el limón, el vinagre o el tomate pueden balancear los sabores.
Foto: Pxhere

Si se te ha pasado la mano con el chile al preparar una salsa, guiso o caldo, lo que podría haber sido un plato picante sabroso, puede convertirse en una experiencia desagradable que lleve a las lágrimas y la necesidad urgente de querer apagar el fuego en la boca.

Te damos cinco opciones para quitar el exceso de picante a la comida, encuentra la que más se adapte a tu preparación.

Lácteos

yogur desnatado
Foto: Unsplash

Los lácteos son buenos para apagar el fuego de la capsaicina, la sustancia en los chiles que hace que piquen.

Usa leche, yogurt, queso o crema. La crema es perfecta para las enchiladas o tostadas que han quedado muy picantes. Incorpora de cucharada en cucharada, hasta neutralizar.

Ácidos

Foto: PxHere

La acidez ayuda a balancear los sabores. Puedes usar jugo de limón o lima; vinagre blanco o vinagre de manzana; tomates cortados en cubitos, salsa de tomate o kétchup.

Nueces y cacahuates

Foto: Stevepb/Pixabay

Si tu preparación lo permite puedes neutralizar el picante con mantequilla de almendras, nueces o maní. Son una opción para algunas sopas y guisos, a las que además les añadirá textura.

Papas

papas
Foto: Shutterstock

La papa es una excelente opción para absorber el picante como la sal. Los vegetales y hortalizas con mucho almidón y azúcares te pueden ayudar a equilibrar el sabor. Deja hervir la papa cruda, luego enfría y retira si tu preparación no lleva papa.

Dulce

miel
Foto: Shutterstock

Puedes agregar un endulzante a tu comida, pero mucha precaución al añadirlo, prueba poco a poco con miel o azúcar moreno y en dado caso usa azúcar blanco. Agrega pequeñas cantidades para no dejar un sabor indeseado.

Más tips

Cuando cocinas puedes agregar de algunos ingredientes principales para reducir el picante, como tomate y verduras. Deja que se cocinen o hiervan con la comida picante.

Caldos. Si tu preparación es a base de caldo y no se te pasó la mano demasiado con el chile, prueba añadir un poco más de este líquido.

Al servir o comer un plato muy picoso acompaña con ingredientes suaves que te ayuden a absorber el picante, como aguacate, arroz, papas o calabaza.

Al cocinar, la principal recomendación es agregar un poco de chile, revolver y probar, antes de agregar más.

  • 5 formas de quitarle lo salado a la comida
  • 5 formas de cocinar huevos muy a la mexicana