5 recetas de lo más originales para cocinar con pollo

El pollo es una de la fuentes de proteína más saludables, deliciosas y versátiles que existen. Integrarlo como parte de una alimentación balanceada es básico, conoce 5 recetas originales para darle un giro a sus usos más tradicionales

El pollo es una proteína rica en vitaminas y minerales, destaca su aporte en vitamina B6, fósforo y selenio. La vitamina B6 ayuda a que el organismo tenga más energía y hace que el cuerpo queme calorías.
El pollo es una proteína rica en vitaminas y minerales, destaca su aporte en vitamina B6, fósforo y selenio. La vitamina B6 ayuda a que el organismo tenga más energía y hace que el cuerpo queme calorías.
Foto: Shutterstock

El pollo es una de las proteínas que no pueden faltar en la cocina, lo cierto es que hay pocos alimentos que gocen de tal versatilidad y sabor. Es un ingrediente que se utiliza de infinidad de maneras en la cocina y que tiene la gran ventaja de resultar apetecible en cualquier momento del año. 

Gracias a sus cualidades es considerado una de las carnes más saludables es por ello un alimento fundamental en toda alimentación equilibrada, entre sus principales bondades se destaca por ser una carne magra baja en grasas; las piezas que contienen grasa la cual normalmente se encuentra en la piel son muy fáciles de distinguir y por lo mismo retirar, por ejemplo el muslo y la pierna son las piezas de pollo que menos lípidos contienen aportando 60 mg de grasa por 1 gramo de carne. 

Entre las grandes bondades nutricionales del pollo se encuentra su grandioso aporte en proteínas de alto valor biológico y aminoácidos esenciales, entre los que se destaca su contenido en triptófano que resulta esencial para regular los niveles de serotonina en el cuerpo. A la vez es una carne rica en minerales, vitaminas y muy baja en colesterol, de destaca por su aporte en vitamina A, B6, B12, niacina, tiamina y minerales como el hierro, zinc, potasio, magnesio y fósforo. Uno de sus mejores aspectos es que se trata de una carne muy baja en sodio, es por ello recomendada para personas que padecen hipertensión.

Con esta larga lista de beneficios el pollo es un ingrediente que no puede faltar en los menús semanales, aporta gran versatilidad, sabor y textura a nuestro universo culinario. Si tienes la sensación de que siempre preparas el pollo de la misma manera, te dejamos 5 recetas de lo más originales y accesibles al bolsillo de todos.

1. Muslos de pollo al limón

Más simple imposible esta receta no sólo es muy sencilla de preparar, es una delicia. Es un plato generoso para compartir con toda la familia, se elabora con muslos de pollo que sueltan mucho jugo al hornearse. Es una gran alternativa para los días con poco tiempo y lo mejor de todo es que se puede acompañar con todo tipo de guarniciones.

2. Rajas poblanas con pollo

Las rajas poblanas son uno de los guisados más representativos de la gastronomía mexicana, se elaboran con los tradicionales chiles poblanos, cebolla, maíz tierno, crema y queso, forman parte de los antojitos mexicanos más famosos y se usan como relleno de quesadillas, tacos, enchiladas y como una rica guarnición. Una gran alternativa para disfrutarlas y agregar un toque de proteína, es complementarlas con pollo desmenuzado. Lo mejor de todo es que es un guisado abundante que rinde para toda la semana.

3. Chop Suey de pollo

El Chop Suey es uno de los guisados chinos más populares, significa “trozos mezclados” y consiste en diferentes tipos de carnes cocinados en el wok con vegetales mixtos como el apio, pimientos, cebolla, brócoli y judías verdes. Es una gran alternativa para aprovechar y hacer rendir más la pechuga de pollo, lo mejor de todo es que es muy saludable y ligero. 

4. Pasta Alfredo con pollo y brócoli

La pasta es uno de los productos de despensa más básicos, todos tenemos un paquete de pasta en la alacena y siempre es una gran alternativa para resolver comidas rápidamente. La pasta al estilo Alfredo es una de las salsas más populares, se destaca por su cremosa consistencia que le va de maravilla al pollo y al brócoli. Este plato es muy fácil de preparar, delicioso y muy satisfactorio, sin duda una gran opción de comida completa.

5. Pollo relleno de jamón, envuelto en tocino

Una de las maneras más icónicas de preparar las pechugas de pollo es rellenarlas, su sabor neutral y equilibrado se presta perfecto para crear todo tipo de rellenos. Entre los más populares se encuentra el relleno de jamón y queso, el detalle final perfecto que las vuelve irresistibles es su envoltura en tocino. Un plato diferente y muy original para quitarle un poco lo aburrido al pollo, que le encantará a toda la familia, acompáñalas con vegetales al vapor o una rica ensalada mixta.