¿Te enchilas fácilmente?, consejos para “aguantar” la comida picante

La sensación ardiente en la boca puede durar 15 minutos

¿Te enchilas fácilmente?, consejos para “aguantar” la comida picante
Consumir picante estimula la liberación de endorfinas, sustancias propias del cerebro que producen sensación de placer.
Foto: Pxhere

Sudor, lágrimas, escurrimiento nasal, cara roja y sensación de fuego en tu boca pueden ser reacciones que experimentes al comer alimentos picantes. Te damos unos consejos a poner en práctica cuando comas chile.

Tus reacciones se deben a que la capsaicina en los chiles estimula receptores que responden al calor y al dolor, tu cerebro recibe la señal y busca enfriar tu cuerpo.

A medida que consumes más alimentos picantes desarrollarás resistencia a algunos de sus efectos.

Come despacio

Espera que tu boca se enfríe un poco, si ingieres un bocado de capsaicina tras otro sin dar tiempo a desaparecer los efectos, aumentarás la sensación de calor y ardor. Reduce la velocidad al comer picante, así mantienes una cantidad constante de capsaicina tolerable.

Relájate, disfruta y saborea la comida.

Come o bebe lácteos y ácidos

Foto: NastyaSensei/Pexels

Los lácteos son tus aliados si estás enchilado, tienen compuestos que pueden unirse con la capsaicina en la boca, desactivarlos y eliminarlos de la boca. Si no tienes leche, pruebe una cucharada de yogurt, requesón o incluso helado.

El agua de coco o leche de coco, aunque no son lácteos también ayudan.

Foto: Ulrike Leone/Pixabay

Limones, limas, naranjas, piñas y fresas pueden ayudar a reducir el la sensación picante y refrescan rápidamente.

Apaga el fuego con algo muy frío

Foto: Krisztina Papp /Pexels

El hielo adormece los nervios de la boca. Un postre refrescante como el yogurt congelado puede ayudar con las molestias.

El agua o cerveza no disminuyen la sensación

Foto: Rawpixel.com/Pxhere

La capsaicina en los pimientos no es soluble en agua. Vino o cerveza no ayudan mucho porque son principalmente agua. Un trago de vodka o tequila serán más efectivos.

Come algo de almidón

Foto:PxHere

Pan, tortilla de harina, arroz o papas ayudan a absorber parte de la capsaicina e interrumpen la intensidad del calor.

Azúcar

Foto: Pxhere

No simplemente comas el azúcar, deja un terrón de azúcar en tu lengua. Prueba también con un chocolate con leche.

Aumenta gradualmente el consumo de chile

Jícama con chile: Foto: Beethoak/Pixabay

Mientras más comida picante comas, tendrás más resistencia a sus efectos. Cuando expones repetidamente su lengua a la capsaicina, iones de calcio comienzan a cerrar la puerta a los receptores que mandan las señales de dolor.

Empieza por poner un poco de chile a la salsa de tomate y aumenta gradualmente el nivel de picante en la comida.