Lloró y sufrió su ausencia, pero el Real Madrid está a punto de conseguir su primer título de la era Post-Cristiano Ronaldo

El equipo merengue parecía sin rumbo desde su partida y ahora, comienza a olvidarlo poco a poco

Cristiano Ronaldo ya no es tan extrañado en Madrid.
Cristiano Ronaldo ya no es tan extrañado en Madrid.
Foto: Getty Images

Tuvieron que pasar dos años y una enorme cantidad de críticas, jugadores e incluso directores técnicos para que por fin, el Real Madrid pudiera ganar una competencia sin la aportación del jugador que más diferencia ha hecho en el equipo merengue, probablemente en toda su historia: Cristiano Ronaldo.

Cristiano dejó al equipo terminando la temporada del 2018 cuando el Madrid levantó la Champions League, la tercera consecutiva y la cuarta en la era Cristiano, algo simplemente fuera de serie, pero el abandono le pasó una cara factura al equipo merengue que hasta ahora ha logrado sobreponerse a la ausencia de su gran emblema.

El portugués le dio 16 títulos en 9 temporadas al equipo madridista, incluyendo 4 Champions League y dos títulos de liga, además, es el máximo goleador en la historia del equipo, algo nada fácil de olvidar.

Y efectivamente, las cosas no fueron fáciles al dejar Crisitano al club: para empezar, Julen Lopetegui tuvo una gestión decepcionante como técnico y que simplemente no funcionó en ningún término, ni dentro de la cancha ni fuera. Tuvo que llegar Zinedine Zidane al rescate y aunque las cosas no comenzaron del todo bien, después de mucho trabajo, los planetas se alinearon y están a nada de conseguir un título de liga merecido, pero algo inesperado, para ser sinceros.

Muchas cosas le salieron bien al equipo: los jugadores jóvenes respondieron, los grandes líderes se comprometieron, su arquero se sublimó y también, la profunda crisis interna por la que atraviesa el Barcelona fue haciendo cada vez más posible la gesta para el título 34 de los merengues.

Al final, un equipo bien manejado y dirigido por el francés seguramente se coronará y conseguirá el primer título de Liga de la era post-Cristiano, al que siguen echando de menos, pero cumpliendo su palabra de que cada vez sea menos.