No más narcocorridos para Alfredo Olivas

Con 'Volverá', el cantante sonorense se despidió del género que lo hizo famoso... pero no para siempre

El artista aseguró que nunca dejará el acordeón, el instrumento que lo hizo famoso. Foto: Universal Music
El artista aseguró que nunca dejará el acordeón, el instrumento que lo hizo famoso. Foto: Universal Music
Foto: Cortesía

Alfredo Olivas vivió para contarlo. En el 2015, mientras ofrecía un concierto en Chihuahua, México, unos desconocidos lo balearon al parecer porque no les gustó que el cantante le diera una de sus prendas a la novia de uno de ellos. Recibió ocho disparos, ninguno de muerte.

Luego de una larga y extenuante recuperación, Olivas volvió a ruedo, pero no para ser el mismo. Tampoco para cantar las mismas canciones sobre el narcotráfico que lo hicieron tan popular cuando todavía era un adolescente.

Olivas, originario de Ciudad Obregón, en el estado mexicano de Sonora, regresó a los escenarios con una propuesta distinta que se ha ido transformando con el paso del tiempo. Ahora, a sus 26 años, con dos hijas y un bebé en camino –del que todavía no sabe el sexo–, ya no está interesado en interpretar los narcocorridos que alaban las hazañas de los grupos delictivos mexicanos que se dedican al tráfico de drogas. Esto muy a pesar de los miles de fans que lo seguían precisamente por cantar este tipo de canciones.

“Ahorita, mi música refleja lo que estoy viviendo”, dijo en una conferencia virtual que ofreció esta semana; “esa tranquilidad, esa paz”.

El intérprete se refiere a “Volverá”, una canción que estrenó la semana pasada y que está dedicada a la ardua labor que realizan las personas que trabajan en la producción de los conciertos de artistas como él, quienes por cierto pertenecen a uno de los gremios más castigados por la pandemia. Hasta la fecha, no se sabe cuándo se volverán a realizar conciertos masivos, como a los que convocaba Olivas.

Sin embargo, lo que más llama la atención del nuevo tema es la enorme distancia entre el estilo que dio a conocer al sonorense y lo que “tenía ganas de hacer desde hace mucho”, que es una balada norteña romántica con toques de pop y rock.

“Uno de los productores me dio un término que no apruebo al cien por ciento, pero lo voy a decir”, dijo el intérprete. “Me dijo, ‘estoy muy contento con este género que hemos creado, que es un ‘regional afresado'”.

Eso quiere decir, en el argot mexicano, que se trata de un ritmo típico del norte de ese país –de música de banda o norteña–, con una mezcla de sonidos más propios de la música pop porque integra el bajo y guitarra eléctricos, coros y batería, entre otros instrumentos.

“Yo siento que ‘Volverá’ es un tema que me exigía no ser grabado en norteño, sino como ahora [se grabó]”, dijo.

Olivas ya había dado muestras de que tarde o temprano se alejaría del género de banda. En sus dos discos anteriores ya había integrado instrumentos que poco o nada tenían que ver con las “reflexiones bravías”, término que él usa para denominar a los narcocorridos.

“Pero sin lugar a dudas nunca me había despegado tanto de la banda”, dijo. “No me gusta estar en una zona de confort; siempre estoy buscando darle salida a lo que me pide esa canción”.

Pero eso no quiere decir que los narcocorridos ya quedaron en el olvido. Para los que le reprochan a Olivas que se haya “emblandecido”, el cantante tiene un mensaje: “Para nada, yo no dejo mi acordeón por nada, ni la música de banda porque fue con la que nací y me encanta interpretar, pero eso no significa que no me gusta cantar otros géneros, como este”.

La nueva canción de Alfredo Olivas es una balada norteña romántica con toques de pop y rock. Foto: Universal Music