6 formas fáciles de hidratar la piel seca

En ocasiones la piel puede resecarse debido a diversos factores

6 formas fáciles de hidratar la piel seca
Foto: Shutterstock

La piel necesita cuidado y atención constante para evitar que se reseque. Sin embargo, existen diversos factores, como enfermedades o las condiciones del medio ambiente que pueden afectar su hidratación y suavidad. Sin embargo, de acuerdo a Clínica Mayo, debe ser un especialista quien determine cuál es el origen del problema.

Aquí te mostraremos algunas alternativas para mejorar la hidratación de tu piel.

1. Limitar el tiempo en la ducha

Resulta que tomar duchas largas y usar agua caliente contribuyen a eliminar los aceites naturales que hay en la piel, lo que hace que esta se vaya resecando de manera paulatina. Lo apropiado es limitar los baños a 5 o 10 minutos, y evitar el uso de agua caliente. En todo caso, es mejor bañarse con agua tibia.

2. Humectar la piel

Para hidratar mejor la piel, se recomienda el uso de humectantes. Estos se comportan como un escudo que mantiene la humedad. Las cremas hidratantes se pueden usar varias veces al día. También es recomendable el uso de cosméticos que contengan humectante. El aceite de bebé también ayuda, sobre todo en pieles que son muy resecas.

3. Cuidado con los jabones ásperos

En pieles muy sensibles es recomendable evitar productos como perfumes que contengan alcohol, así como desodorantes y detergentes. Se deben elegir jabones suaves que contengan grasa o aceites añadidos. También es propicio el uso de cremas de limpieza o de lociones que contribuyan a mantener la suavidad de la piel, y que sean humectantes.

Foto: Shutterstock

4. Elegir la ropa

Hay que saber elegir la ropa para que la piel se beneficie. Las prendas fabricadas con algodón o seda permiten que la piel respire. Por otro lado, la lana puede causar irritación, incluso en pieles que son normales. A la hora de lavar la ropa, se debe usar detergente que no contenga ni tintes ni perfumes porque son agentes que pueden causar irritación.

5. Hidratar la piel después del baño

Después del baño, hay que esperar 2 minutos aproximadamente para aplicar una crema o un ungüento que sea hidratante. De esta manera se previene tener la piel seca. Escoger productos que contengan glicerina, petrolato, ácido láctico o urea son beneficiosos para la humedad de la piel.

6. Usar humidificadores

En los ambientes donde el aire es seco y caliente, la piel puede sufrir de resequedad y provocar incluso picazón descamación. Usar un humidificador en el hogar ayudará a mantener un ambiente apropiado para el cuidado de la piel.

Como verás, son muchos los factores que pueden afectar la humectación natural de tu piel. Es por eso que es importante darle un cuidado adecuado y consultar a un especialista en casos de resequedad grave.