Descubre que su novio tiene una aventura desde hace ochos años y sufre síndrome postraumático

Las infidelidades destruyen la confianza de la otra persona y afectan al bienestar psicológico

Descubre que su novio tiene una aventura desde hace ochos años y sufre síndrome postraumático
La infidelidad no ha disminuido durante la pandemia.
Foto: Shutterstock

Una mujer, completamente, devastada, ha compartido en redes la desgarradora forma en que descubrió que su pareja la había estado engañando.

La mujer, que prefirió permanecer en el anonimato, contó que conoció a su novio cuando tenía 25 años a través de amigos mutuos y se cayeron bien de inmediato. Conectaron y él siempre fue muy atento y cariñoso con ella.

Pero nueve meses después de iniciar la relación, él le confesó que se había acostado con su ex. Ella quedó devastada, pero le perdonó porque quería que la relación funcionara.

Ocho años después se enteró de algo que le dio un vuelco a su vida.

Una noche, ella y su novio se despertaron de repente por unos golpes en la puerta. Supuestamente, era un desconocido así que se negaron a abrir. La persona dejó de tocar y se fue.

Pero luego su novio se levantó de la cama, le dijo que sabía quién era y que iba a resolverlo, pero no le dio más detalles.

Regresó a la mañana siguiente y le dijo que la persona que tocó en la puerta era su ex y que aparecía de nuevo por un tema de una antigua propiedad que compartían juntos.

Al instante supo que él estaba mintiendo, porque nada de lo que había dicho cuadraba: ¿por qué su ex aparecería de la nada después de ocho años de estar con otra persona?

Cuando ella le confrontó sobre el tema, él no quiso hablar. Le dijo que estaba cansado y que solo quería irse a dormir.

Según contó la mujer a news.com.au, él confesó esa misma noche que había estado viendo a su ex todo este tiempo.

Pero la historia era un poco diferente. La persona al otro lado de la puerta esa noche era una mujer que resultó ser su novia, no su ex. Habían estado saliendo no solo durante la totalidad de su relación de ocho años, sino también durante los siete años anteriores.

Después de descubrir que toda su relación de ocho años era una mentira, la mujer lo dejó y nunca quiso saber más de él. Pero los meses que siguieron fueron increíblemente duros para ella.

Debido a la infidelidad y el modo en el que descubrió todo lo ocurrido, padeció síndrome postraumático. Además sufrió problemas importantes de confianza porque, según ella misma dijo al medio mencionado “había perdido ocho años a causa de un hombre que había pasado todos los días mintiéndole”.

Ella no ha tenido una relación seria desde entonces.