El hummus un tesoro nutricional y un gran aliado contra la inflamación

El hummus es un plato icónico de la gastronomía de Medio Oriente es muy valorado por su valor nutricional y extraordinarias poder terapéutico

En los últimos años el hummus ha causado un gran furor en el mundo occidental, descubre sus maravillas curativas.
En los últimos años el hummus ha causado un gran furor en el mundo occidental, descubre sus maravillas curativas.
Foto: Shutterstock

En primera instancia cualquiera podría pensar que cualquier platillo elaborado con legumbres no es necesariamente el mejor aliado para la digestión, esto se debe a que normalmente se relaciona a este grupo de alimentos con algunos molestos efectos estomacales como es el caso de la hinchazón abdominal y el exceso de gases. 

Sin embargo se trata de una creencia falsa que se relaciona con diversos factores entre los que se destaca el estilo de vida de las personas, determinadas condiciones digestivas, combinaciones de alimentos poco favorecedoras y malos hábitos alimenticios. Con base en estos antecedentes resulta fácil entender las razones por las cuales el hummus ha sido juzgado injustamente, de hecho se trata de un alimento completo que tiene la virtud de elaborarse con ingredientes de alto poder medicinal. 

El hummus es uno de los platos más populares a lo largo y ancho de todo Oriente Medio, incluidos Israel, Líbano, Palestina, Turquía, Grecia, Siria, Armenia y Chipre. La realidad actual es que en los últimos años el hummus se ha vuelto de los ingredientes más populares en el mundo Occidental. 

Aunque su origen proviene claramente del Medio Oriente, el hummus también es un alimento importante en la dieta mediterránea y tiene todo el sentido, ya que se elabora con ingredientes icónicos en este estilo de alimentación. El hummus es una pasta de garbanzos con jugo de limón, tahini (pasta de semillas de sésamo) y aceite de oliva, lo cierto es que hoy en día existen muchas variedades en las cuales se agregan otros ingredientes muy ricos en nutrientes. 

Los beneficios medicinales del hummus:

1. Combate la inflamación

La combinación de ingredientes del hummus lo vuelven un poderoso antiinflamatorio. Esto se debe a su contenido en aceite de oliva extra virgen que se destaca por contener un compuesto llamado oleocantal que actúa como un magnifico antioxidante natural que genera efectos desinflamatorios similares al ibuprofeno. También su aporte en semillas se sésamo o ajonjolí es reconocido por su valor nutricional que se destaca por su aporte en fibra, grasas saludables y antioxidantes. De hecho se cuenta con referencias de un estudio publicado por Pub Med que comprueba los beneficios del consumo de semillas se ajonjolí diariamente durante tres meses, para disminuir la inflamación en pacientes con enfermedad hepática. A la vez en dicho estudio se avalan los beneficios de estás pequeñas semillas para beneficiar al sistema digestivo y combatir las dolencias más comunes entre las que se destaca la hinchazón, distensión abdominal, dolores y exceso de gases. 

También los garbanzos están llenos de fibra y proteínas. Son dos componentes que resultan un gran aliado para la salud digestiva e intestinal, ya que tienen la capacidad de reducir los marcadores IL-6 y CRP los cuales usualmente se elevan en casos de enfermedades inflamatorias. 

2. Huesos fuertes

El hummus es un alimento rico en proteínas y portador de una riqueza mineral muy especial. Se destaca por su aporte en calcio, zinc, cobre, selenio, magnesio y fósforo, que ayudan a mejorar la densidad mineral ósea. Es un buen complemento en la alimentación de personas que padecen deficiencias de calcio, evita la osteoporosis y también en conjunto con su aporte en ácido fólico ayuda a tener un embarazo saludable. 

3. Aporta energía

El ingrediente estrella del hummus por supuesto es el garbanzo y se destaca por ser una legumbre que es reconocida por ser una grandiosa fuente de carbohidratos. También contiene almidón, que es un carbohidrato complejo que incrementa los niveles de energía de forma gradual y natural. Por último su contenido en azúcares naturales es de lenta absorción y es un aspecto favorable para el control de la glucosa en sangre.

4. Efectos antidepresivos

Comer hummus se relaciona con un aumento en la producción de serotonina conocida como la hormona de la felicidad. Según una investigación realizada por un grupo de científicos israelíes el efecto de un plato de hummus, con un toque de aceite de oliva extra virgen y salpicado con pimentón, se asocia con un alto aporte en triptófano. Es por ello un alimento bien valorado para tratar irritabilidad, nerviosismo, altos niveles de estrés y algunos trastornos del sueño.

5. Menor riesgo de anemia

Integrar el consumo de hummus en al dieta diaria es un extraordinario aliado para combatir la deficiencia de hierro. En concreto los garbanzos y las semillas de sésamo se destacan por aportar buenos niveles de hierro y otros minerales que ayudan a transportar el oxígeno a los glóbulos rojos de todo el cuerpo y se ayuda a prevenir la anemia.