Veterano de la Marina habla después de abuso de la policía en Portland

El hombre ha prometido a su familia que no acudirá a ninguna protesta más, ya que teme por su salud

Veterano de la Marina habla después de abuso de la policía en Portland
La muerte de George Floyd generó protestas en todo EE.UU.
Foto: Stephen Maturen / Getty Images

Las protestas en Portland, Oregon, llevan sucediendo más de 50 días.

Chris David, veterano de la marina de 53 años de edad, le dijo a CNN el domingo que nunca había estado en una protesta, pero decidió ir. Nada más llegar se sintió “enfurecido” al ver a oficiales federales “gestionando” a los manifestantes.

Oficiales federales han sido vistos en la ciudad sacando a los manifestantes de la calle, arrestándolos y colocándolos en vehículos sin marcar durante la semana pasada.

“Iba a preguntar por qué no estaban cumpliendo con su juramento, con la Constitución”, explicó David. “Todo lo que quería hacer era preguntarles por qué hacían esto”, relata.

Se puso su equipo de la Academia Naval con la esperanza de que le escucharan y sintieran que él era uno de ellos. Lo que experimentó fue algo bien distinto.

El hombre se acercó a las autoridades para intentar hablar, pero según recuerda David lo empujaron y tiraron al piso, luego comenzaron a golpearlo con sus porras y a usar gas pimienta.

“Esperaba que no me dispararan, porque uno tenía un arma apuntando directamente a mi pecho”, dijo David. “Estoy aliviado de que solo fui golpeado y rociado con gas pimienta”.

El hombre no puso resistencia alguna a la paliza, dice que sabía que si actuaba, la situación se intensificaría.

“Los golpes no fueron el problema, cuando usaron spray de pimienta sentí que se acabó. Fue como si me arrojaran un galón de gasolina en llamas en mi cabeza”.

Según informa, sufrió una fractura de la mano en dos lugares, por lo que tendrá que someterse a cirugía a finales de esta semana.

El veterano de la Marina no quiere que su historia desvíe la atención de lo que considera realmente importante y la razón de las protestas, que es Black Lives Matter. Quiere que el público sepa que las personas que van a protestar “son como él, personas normales”.

El Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., que ha desplegado oficiales en Portland, no respondió de inmediato sobre el incidente que David contó. Luego difundieron un comunicado sobre lo sucedido, afirmando que en la protesta había algunos manifestantes que eran “anarquistas violentos” y que habían lanzado objetos a los oficiales federales, incluidos fuegos artificiales y bolsas de pintura, e intentaron barricar a los oficiales dentro del edificio federal.

David no es nada eso, ni anarquista ni violento y en ningún momento agredió a los oficiales. “Soy una persona normal, como todo el mundo que está protestando”.