Cómo el té de jazmín puede ayudarte a adelgazar

Esta bebida dulce, sutil y refrescante, puede incrementar la quema de grasa

Cómo el té de jazmín puede ayudarte a adelgazar
El té de jazmín puede ayudarte a combatir el mal aliento al reducir las bacterias que causan mal olor .
Foto: Pxhere

El té de jazmín es aromático, con sabor dulce y delicado. Es saludable y lleno de antioxidantes. Esta bebida puede ofrecerte múltiples beneficios, como ayudarte a perder peso y mejorar tu salud bucal.

Se puede encontrar en distintas variedades, el té de jazmín puro es una tisana a base de hierbas sin propiedades estimulantes. Por lo general puedes encontrarlo en mezclas de tés procedentes de la planta Camellia sinensis: té verde, blanco, negro y oolong.

Quemar grasa

El té de jazmín hecho de té verde puede ayudar a perder peso al aumentar su metabolismo incrementando la quema de grasa en un 10–16%. Lo que podría significar quemar entre 70 y 100 calorías adicionales al día.

Las propiedades para quemar grasa del té de jazmín están relacionadas con su contenido de cafeína y el polifenol EGCG.

Suave y estimulante para iniciar el día

Si tu estómago no recibe muy bien el café por la mañana, el té de jazmín puede ser tu bebida aromática para acompañar el desayuno. Es delicado, pero si su base es té Camellia sinensis (sobre todo el té negro) te puede proporcionar cafeína y con ello un ligero aumento temporal en el metabolismo y el estado de alerta mental.

Combate bacterias que causan caries y mal aliento

El té de jazmín puede combatir el mal aliento al reducir las bacterias que causan mal olor y por otra parte, el té verde está lleno de catequinas que pueden ayudar a proteger contra la caries dental al matar las bacterias formadoras de placas como Streptococcus mutans.

Lleno de antioxidantes

El té de jazmín hecho de té verde es rico en polifenoles llamados catequinas, mientras que una taza de té negro de jazmín proporciona teaflavinas.

Los polifenoles, o flavonoides hacen que el té sea una bebida saludable. Estos compuestos químicos actúan como antioxidantes que controlan los efectos dañinos de los radicales libres en el cuerpo.

Bueno para el corazón

Estudios refieren que los polifenoles abundantes en el té, pueden reducir el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, incluido el accidente cerebrovascular.

Las catequinas, teaflavinas y flavonoides contenidos en una taza de té pueden prevenir la oxidación de las partículas de colesterol LDL que podrían provocar inflamación y endurecimiento de las arterias.

Puede proteger contra Alzheimer y Parkinson

Los polifenoles en el té de jazmín pueden reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer y Parkinson.

Cuando la base es té verde, la bebida es rica en epigalocatequina-3-galato (EGCG), que puede suprimir la inflamación y neutralizar el daño de los radicales libres, dos factores clave asociados con la progresión de la enfermedad de Alzheimer y Parkinson.

Prevenir crecimiento de células cancerosas

La epigalocatequina-3-galato (EGCG) en el té verde puede prevenir el crecimiento de células cancerosas. Se ha demostrado en estudios con animales que los extractos de té verde y negro  reducen el riesgo o retrasan la progresión del cáncer.

Para relajarte

El té de jazmín tiene un aroma delicioso que funciona directamente para elevar el estado de ánimo y aumentar la relajación.

Cómo prepararlo

Si lo obtienes té en hojas o las perlas, colócalas en un recipiente y agrega agua caliente. Procura que el agua no esté hirviendo para evitar arruinar el sabor del té.

Deja reposar durante 3 a 5 minutos, cuela y sirve.

Precauciones

El té de jazmín es generalmente seguro. Sin embargo, las mujeres embarazadas deben considerar que si se consumen grandes cantidades de cafeína pueden presentarse efectos secundarios. El té de jazmín hecho con hojas de té negro tendrá más cafeína que aquel de té verde, oolong o blanco.