Dieta militar: la más buscada del verano y que promete bajar 5 kilos en una semana

La dieta militar es considerada el fenómeno del verano, asegura la pérdida de 5 kg en una semana. Muchos la consideran demasiado estricta, conoce sus principios y la opinión de los especialistas

Dieta militar: la más buscada del verano y que promete bajar 5 kilos en una semana
La dieta militar se basa en la ingesta de aproximadamente 1000 calorías durante 3 días de la semana.
Foto: shutterstock

Bajar de peso nunca pasará de moda y más allá de ser un tema estético de cierta vanidad, es uno de los aspectos más importantes y determinantes en la salud. Gozar de un peso sano es una de las mejores medidas en la prevención de enfermedades crónicas, sube el autoestima, aumenta los niveles de energía y mejora el estado de ánimo.

Siendo un tema de tanta relevancia resulta muy sencillo entender la popularidad y evolución en las tendencias para bajar de peso, es por ello que hoy en día tenemos a la mano todo tipo de dietas y planes de adelgazamiento que prometen los mejores resultados.

Verano es la temporada del año en la que más se buscan dietas y es que con la llegada del calor, las vacaciones y las colecciones de ropa ligera todos quieren lucir una mejor figura. El plan de alimentación que se lleva el trono este verano es la dieta militar, esta pauta de peculiar nombre se ha vuelto de lo más viral y popular en redes sociales como #militarydiet y su búsqueda en google ha aumentado en un 130%.

¿En qué consiste la dieta militar?

Entre los principales objetivos de la dieta militar se encuentran reducir volumen corporal en poco tiempo. Esta pauta alimenticia promete bajar 5 kg en una semana y a grandes rasgos de trata de una dieta muy reducida en calorías que tiene como principal misión perder peso rápidamente. 

Diversos especialistas han comparado a la dieta militar con las bases que promueve el ayuno intermitente 5:2, en gran parte porque se concentra en la ingesta total de calorías y en el consumo de alimentos químicamente compatibles, es decir que trabajan en conjunto para favorecer la pérdida de peso. 

La también conocida como dieta militar o dieta del helado es un tipo de pauta que ha dado mucho de qué hablar y es que su curioso nombre no es en realidad por que sea un estilo de alimentación que acostumbran en ningún cuerpo militar o de seguridad del mundo. La razón por la cual recibe este nombre se debe a que tiene normas muy estrictas y muchos aseguran que no seguir dichas reglas hace que todo esfuerzo sea nulo. Es decir se requiere de disciplina y resistencia para lograr resultados al igual que en el ejército.

Está dieta funciona de forma cíclica, es decir reduce la ingesta de calorías durante 3 días de la semana a un total de aproximadamente 1,000 calorías y después en los 4 días que restan de la semana se puede comer con más normalidad, aunque la recomendación principal es continuar con un plan alimenticio bajo en calorías. Lo cierto es que los menús de comidas pueden variar entre 1000 y 1400 calorías. 

Lo que sucede al seguir este plan alimenticio es que se provoca un déficit de calorías, esto obliga al cuerpo a generar más energía a partir de la grasa almacenada. De hecho se genera una especie de mecanismo de defensa y supervivencia, que resulta muy delicado para la salud realizar a largo plazo. Es por ello que se puede asociar con estrés crónico, desequilibrios hormonales y deficiencias nutricionales, es por ello que no puede durar más del tiempo establecido.

¿Cómo es el menú de los tres días de dieta?

A grandes rasgos la dieta militar consiste en el consumo de 1000 calorías durante tres días seguidos, teniendo en cuenta que la recomendación para una mujer es de 2000 calorías es significativamente más baja. 

Desayuno:

  • 1 rebanada de pan tostado integral con dos cucharadas de crema de cacahuate
  • Media toronja
  • 1 taza de café o té

  • 1 pan tostado integral
  • 1 huevo duro
  • 1/2 pieza de plátano

  • 5 galletas saladas
  • 1 rodaja de queso cheddar
  • 1 manzana pequeña

Comida:

  • 1 rebanada de pan integral
  • 170 gramos de atún
  • 1 taza de café o té

  • 1 huevo duro
  • 5 galletas saladas
  • 1 taza de queso fresco

  • 1 tostada
  • 1 un huevo duro

Cena:

  • 85 gramos de carne magra (se recomienda filete de pescado, pollo o ternera)
  • 1 taza de judías verdes
  • 1 manzana pequeña
  • 1/2 pieza de plátano
  • 1 taza de helado de vainilla

  • 2 salchichas (sin pan)
  • 170 gramos de zanahorias
  • 340 gramos de brócoli
  • 1/2 pieza de plátano
  • 170 g de helado de vainilla

  • 340 gramos de atún
  • 1/2 pieza de plátano
  • 340 gramos de helado de vainilla

Los alimentos que contiene este plan aportan 1400 calorías y uno de los aspectos que más preocupa a especialistas en nutrición no sólo es el tema del aporte calórico, es que carece del consumo de frutas y verduras frescas. A la vez recomienda sustituir algunos de los alimentos previamente mencionados por el consumo de otros productos como el huevo, queso cheddar galletas saladas, helado y perritos calientes. 

Expertos en nutrición enfatizan sobre los pros y contras en este estilo de alimentación, por una parte al ser un plan de pocos días no tiene efectos negativos en la salud a largo plazo y se trata de una pauta sencilla y accesible, se puede hacer con productos de despensa muy básicos y de mínima preparación. 

Entre sus contras se encuentra que es un tipo de dieta que puede generar una obsesión por contar las calorías mínimo durante 3 días a la semana es el tema central y eso es un hábito nada saludable para fomentar una alimentación equilibrada y saludable. Por otra parte es una dieta que promueve que todas las calorías sean iguales, es decir se pierde la importancia en la calidad de los nutrientes que aporta cada grupo de alimentos.

Es considerado un plan restrictivo, que podría funcionar bien en casos de emergencia. Sin embargo los especialistas en medicina y nutrición señalan que es muy probable que el peso que se logre perder en estos días sea solo de agua. Por último y no menos importante no está avalada, verificada ni respaldada por expertos calificados.