FBI vincula asesinato de abogado en California con ataque a familia de jueza en NJ

Roy Den Hollander, el atacante una jueza en NJ, también fue vinculado con el homicidio de un abogado en San Bernardino

FBI vincula asesinato de abogado en California con ataque a familia de jueza en NJ
FBI imagen de archivo.
Foto: ROBYN BECK/AFP/Getty Images

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) en Newark confirmó el miércoles que tiene evidencia que vincula al sospechoso ahora fallecido en el tiroteo en la casa de una jueza federal latina en Nueva Jersey con el asesinato de otro abogado en el condado de San Bernardino, en California.

Roy Den Hollander, identificado como principal sospechoso de la muerte de un tiro el pasado domingo de Daniel Anderl, único hijo de la jueza de Nueva Jersey Esther Salas, también ha sido vinculado con la muerte de Marc Angelucci en California el 11 de julio, una semana antes del crimen por el que fue identificado.

“Mientras el FBI continúa la investigación del ataque a la casa de la jueza de distrito Esther Salas, hemos entrado en contacto con la oficina del alguacil del condado de San Bernardino (California) y tenemos pruebas de que hay un vínculo entre el asesinato de Marc Angelucci y Roy Den Hollander”, indicó el FBI.

Roy Den Hollander fue hallado muerto de un tiro, que supuestamente se infligió él mismo, el lunes, un día después de que irrumpiera en casa de la jueza Salas en North Brunswick (Nueva Jersey) y matara de un disparo al hijo de la magistrada, de 20 años, e hiriera de gravedad a su esposo.

El hijo de 20 años de la jueza Salas, Daniel Anderl, recibió varios disparos y murió en su casa, mientras que su esposo, el abogado defensor penal Mark Anderl, se encuentra en estado crítico pero estable en el hospital después de someterse a una cirugía.

Al igual que en el ataque a la casa de Salas, Den Hollander podría haberse vestido de mensajero de reparto para no levantar sospechas en el asesinato de Marc Angelucci.

Angelucci, como Den Hollander, se autodenominaba abogado “en defensa de los derechos de los hombres” y ambos presentaban demandas por supuesta discriminación contra el sexo masculino.

Según un conocido de Den Hollander, el abogado estaba resentido contra su compañero de profesión por haber presentado un caso similar al suyo, en el que alegaba que el servicio federal que mantiene la lista de llamada a filas en caso de conflicto, solo tiene a hombres.

Ese mismo caso, que Salas había admitido a trámite, parece estar detrás de varios insultos racistas que Den Hollander publicó en internet contra la abogada hispana.

En esas publicaciones, Hollander también revelaba que padecía un cáncer terminal.

Salas es la primera mujer hispana que sirve como juez federal en Nueva Jersey, puesto al que fue nominada en 2010 por el entonces presidente demócrata Barack Obama tras una dilatada carrera en la judicatura.

La jueza ha llevado casos de alto perfil como uno contra peligrosas bandas criminales en Newark (Nueva Jersey) o de fraude bancario por parte de protagonistas del programa de telerrealidad “Real Housewives of New Jersey”.

Recientemente le fue asignada una demanda contra el banco Deutsche Bank en el que inversores argumentaban que la entidad no hizo suficiente para evaluar el riesgo de clientes como el financiero acusado de pederastia Jeffrey Epstein.

Las autoridades dijeron el martes que Hollander también podría haber estado planeando atacar a otra jueza después de que el nombre y la foto de la jueza principal del estado de Nueva York, Janet DiFiore, fuera encontrado en su automóvil.

También en el auto había un sobre dirigido a la jueza Salas, aunque no hay información sobre lo que hay dentro del sobre.

Con información de EFE