Comisión de la Cámara de Representantes evaluará la próxima semana el caso de Vanessa Guillén y sus implicaciones en el Ejército

La familia de Vanessa convocó a una marcha el 30 de julio hasta el Congreso para pedir la aprobación de la ley "I am Vanessa Guillen" en contra del acoso y el abuso sexual en las Fuerzas Armadas
Comisión de la Cámara de Representantes evaluará la próxima semana el caso de Vanessa Guillén y sus implicaciones en el Ejército
La familia de Vanessa Guillén convocó a una marcha en Washington para el próximo 30 de julio.
Foto: Facebook / Familia Guillén / Cortesía

La Comisión de Servicios Armados de la Cámara de Representantes realizará una audiencia especial el próximo 29 de julio para evaluar el caso por la desaparición y muerte de la soldado Vanessa Guillén y sus implicaciones en las instituciones militares.

Un subpanel de la comisión en el Congreso federal examinará las alegaciones relacionadas con el supuesto acoso sexual que sufrió la militar de origen mexicano antes de que fuera asesinada en la armería de la base militar Fort Hood, en Killeen, Texas, a manos del también soldado Aaron David Robinson, según la versión que manejan las autoridades.

Un comunicado de prensa de la representante demócrata por California, Jackie Speier, indica que el organismo legislativo “revisará la falta de denuncia de acoso sexual” en el Departamento de Defensa.

Se desconoce al momento las implicaciones de la iniciativa en el Congreso o si algún informe desde la comisión sería referido a otras instituciones gubernamentales o policiales.

“La familia Guillén y el Congreso exigen y merecen un informe completo de lo que el Ejército sabe, cuándo lo supieron y qué se pudo haber hecho para evitar esta y tragedia”, anticipó Speier en las declaraciones escritas. “Nosotros debemos hacer todo lo posible para que la muerte de Vanessa no sea en vano. Para que a pesar de que ella no está con nosotros físicamente, su legado y su espíritu viva como un catalítico para el cambio que necesitan y merecen los miembros de este servicio”, agregó.

Las autoridades en Fort Hood han insistido en que no cuentan con pruebas creíbles de que Vanessa estaba siendo acosada cuando desapareció. También han sostenido que no pueden abundar en la evidencia que maneja el Comando de Investigación Criminal del Ejército (CID) porque se trata de una pesquisa en curso.

La postura de los parientes de la víctima es otra: la soldado estaba siendo acosada por al menos dos sargentos; y las autoridades están ocultando información sobre las circunstancias que llevaron al asesinato de la joven de 20 años.

Hace casi dos semanas, el secretario del Ejército de Estados Unidos, Ryan McCarthy, ordenó una pesquisa independiente del caso que encabezaría una comisión especial en medio de la presión pública para esclarecer los hechos.

Cuándo iniciarán las indagatorias y el posible alcance de las mismas aún no se encuentra definido.

Los Guillén reclaman una investigación independiente desde el Congreso.

Mientras la comisión de la Cámara esté evaluando la semana que viene el caso Guillén, la familia de la soldado se reunirá con el presidente Donald Trump para discutir las acciones del Gobierno de Estados Unidos con respecto al caso.

Para el día siguiente, la familia Guillén y su abogada Natalie Khawam convocaron a una marcha hasta el Capitolio federal para impulsar la legislación “I am Vanessa Guillen”. La medida le permitiría a los miembros activos de las Fuerzas Armadas presentar denuncias de acoso y abuso sexual a una agencia externa en lugar de a su línea de comando.

Posted by Find Vanessa Guillen on Sunday, July 19, 2020

Posted by Find Vanessa Guillen on Sunday, July 19, 2020