Descubre los beneficios de comer chocolate negro en verano

El chocolate amargo es un tesoro nutricional, considerado uno de los superalimentos más en tendencia. Consumirlo en verano es una gran costumbre con inigualables bondades

Descubre los beneficios de comer chocolate negro en verano
El chocolate amargo es amigo de la salud cardiovascular y es un gran aliado para levantar el estado de ánimo.
Foto: shutterstock

Estamos acostumbrados a relacionar el consumo de chocolate con la temporada de frío, en gran parte porque resulta un gran aliado para entrar en calor, brindar energía y reconfortar el cuerpo. Es por ello que el chocolate caliente es una de las bebidas predilectas del invierno. 

Lo cierto es que el consumo de chocolate muy al contrario de lo que se pueda creer, es un extraordinario hábito con grandes beneficios nutricionales y terapéuticos. Para llenarnos de las bondades del chocolate la única regla es consumir chocolate de buena calidad, es decir aquellas variantes de chocolate oscuro que se caractericen por su contenido entre 70 y 90% de cacao puro. Estas variantes de chocolate se destacan por su bajo contenido en leche, grasas saturadas y azúcares. 

Comer un buen chocolate siempre aportará importantes nutrientes entre los que se destaca su especial contenido en antioxidantes y vitaminas, es normal que el cuerpo lo pida de manera más natural durante el invierno. Sin embargo consumirlo en verano es una maravillosa costumbre, que se relaciona con muy buenas cualidades. 

Los grandes beneficios de comer chocolate en verano:

  • El consumo de chocolate en está temporada del año es un gran aliado para la piel. Su contenido en antioxidantes como es el caso de los polifenoles, flavonoides y las catequinas, protegen a la piel de los rayos del sol, retrasan el envejecimiento celular y mantienen la piel hidratada.
  • Su contenido en magnesio fortalece la musculatura, es por ello un buen complemento alimenticio para aquellas personas que realizan actividad física en verano, sobre todo aquellos que lo hagan en espacios al aire libre. También interviene de manera positiva en la salud y fortaleza de los huesos. 
  • El consumo de chocolate aporta grasas saludables y carbohidratos que se relacionan con beneficios para brindar energía y vitalidad al organismo. 
  • Una de las grandes bondades del chocolate radica en su gran poder antioxidante, en concreto su aporte en flavonoides que se destacan por su efecto positivo para regular la presión arterial alta. Es por ello considerado un gran aliado para proteger y prevenir enfermedades relacionadas con el funcionamiento cardiovascular. 
  • El chocolate mejora el estado de ánimo esto se debe a su capacidad de aumentar la producción de serotonina y consumirlo en verano en conjunto con la vitamina D que aporta el sol, es una combinación poderosa para sentirnos alegres. Combate estados de depresión, ansiedad nerviosismo e irritabilidad.
  • Se destaca por su contenido en teobromina que contiene un alcaloide similar a la cafeína y estimula al sistema nervioso central, esto beneficia el rendimiento mental y la memoria. 
  • Es una gran colación, brinda mucha energía y saciedad. Cuando se consume en cantidades moderadas inclusive se relaciona con beneficios en la pérdida de peso, siempre y cuando sea un chocolate de calidad.
  • Integrar el chocolate como complemento en los menús de verano es muy fácil, es ideal para integrar en el desayuno como parte de un sano bowl de avena con frutos rojos o un básico en los smoothies, perfecto para mousses y postres ligeros y un gran complemento para brochetas de frutas veraniegas.