¿Por qué es bueno comer lentejas cuando hace calor?

Comer lentejas es un grandioso aliado nutricional en todas las temporadas del año. Descubre los beneficios de integrarlas como parte importante del menú en verano, son ligeras y muy saciantes

¿Por qué es bueno comer lentejas cuando hace calor?
Las lentejas son un alimento con gran poder nutricional, se destacan por su alto contenido en proteínas, hidratos de carbono y minerales esenciales.
Foto: Imagen de catceeq en Pixabay / Pixabay

Las legumbres forman parte de los alimentos más saludables y equilibrados, son esenciales en la dieta mediterránea y en las pautas alimenticias vegetarianas. Su destacado valor nutricional le confiere grandes propiedades terapéuticas y son uno de los ingredientes más valorados en la cocina de muchos países.

Entre las variantes más famosas se encuentran las lentejas, se trata de una planta (Lens esculenta) que proviene de la familia de las leguminosas o papilionáceas. Las lentejas son las semillas de está planta, se destacan por su pequeño tamaño y color marrón y son consideradas uno de los alimentos con mayor contenido en proteínas, de hecho se estima que contienen cerca del 25% más que otras legumbres como las judías y los garbanzos e inclusive algunos productos de origen animal.

Lo cierto es que un plato de lentejas no necesariamente es uno de los platillos que más apetecen en temporada del calor, esto se debe en gran parte a que optamos por consumir menos sopas, pucheros, potajes ó estofafos y optamos por alimentos más ligeros. Gracias a su poder nutricional las lentejas deben de integrarse como un alimento cotidiano en la dieta, aportan nutrientes esenciales que el organismo necesita para funcionar correctamente y también son muy versátiles en la cocina. 

Una de las grandes ventajas de integrar el consumo de lentejas en temporada de calor, se debe a su extraordinario aporte en hidratos de carbono complejos que tienen la peculiaridad de ser un alimento de absorción lenta. Esto es un aspecto que interviene de manera positiva equilibrando los niveles de glucosa en la sangre, es por ello que son un gran aliado para las personas que padecen diabetes y también son un popular alimento de bajo índice glucémico. A la vez  este tipo de hidratos de carbono se relacionan con aportar energía de calidad al organismo.

Integrar preparaciones ligeras de lentejas en verano es un buen complemento nutricional para cuidar la línea e inclusive bajar de peso. Esto se debe a su gran poder saciante y nulo contenido en grasas. A la ves su excepcional contenido en fibra interviene de manera positiva en el proceso de digestión y el tránsito intestinal, de tal manera que se promueve la eliminación de toxinas y desechos alojados en el organismo. Este efecto detox es un buen complemento para sentirnos más ligeros y ágiles, sobre todo en temporada de clima cálido. 

Cuando hace mucho calor el cuerpo tiende a deshidratarse más fácilmente, es normal que al sudar se pierdan electrolitos y nutrientes importantes. El consumo de lentejas resulta maravilloso para reponer hidratación y sustancias, esto se debe a su inigualable riqueza en minerales esenciales aporta un extraordinario contenido en hierro, potasio, calcio, magnesio, fósforo, zinc y selenio. 

Este aporte en minerales se relaciona con grandes beneficios, el hierro es un buen aliado para combatir la fatiga crónica y la anemia. El potasio interviene de manera positiva para regular los altos niveles de presión arterial, el calcio fortalece los huesos y mejora el funcionamiento del sistema nervioso. El fósforo es esencial para el buen funcionamiento neuronal, mientras que el magnesio y el selenio son buenos aliados para fortalecer al sistema inmunológico. 

Algunas ideas para consumirlas en verano:

Una de las grandes bondades de las lentejas sin lugar a dudas es su gran versatilidad, que permite integrarlas de manera armoniosa en todo tipo de platillos. Una buena alternativa es integrarlas en recetas frescas que se destaquen por servirse en tibio o frío, mezclarlas con vegetales de temporada y vinagretas ligeras es una gran opción. Aquí algunas ideas de preparaciones de verano:

  • Ceviches de lenteja, son ideales para mezclarse en tibio con vegetales al gusto. Condimenta con aceite de oliva y vinagre, son deliciosas.
  • En ensaladas, las cocinadas al vapor y servidas en frío son un gran ingrediente para crear todo tipo de ensaladas. Son perfectas ya que aportan un extra muy valioso en nutrientes. 
  • Hamburguesas de lentejas, una maravillosa y vegetariana alternativa. Acompaña con ensaladas y vegetales frescos.
  • Lentejas al curry, una gran opción de guisado de verano. Colorido, lleno de sabores y aromas. 
  • Croquetas de lentejas, la botana o picoteo perfecto. Utiliza salsas ligeras y saludables para acompañarlas. el hummus es una grandiosa opción.