En el tarot nada es coincidencia: Descubre qué significan los colores en las cartas

Cada elemento en las cartas del tarot tiene una razón de estar ahí; los colores no son la excepción

Cada color en el tarot corresponde a un significado.
Cada color en el tarot corresponde a un significado.
Foto: Jean Didier / Pixabay

Los colores son una forma de expresión de nuestra energía y así como el rojo refleja sensualidad, el blanco pureza o inocencia y el verde fortuna, en las cartas del tarot cada color se corresponde con un significado.

Los elementos presentes en los Arcanos tienen una razón de estar ahí: los símbolos, los números y, por supuesto, los colores. Como dice el sitio especializado Tarot y Cartas, en el mundo de la adivinación nada es al azar.

En los primeros mazos, al menos en los más antiguos como el Tarot de Marsella, se utilizaron los tres colores primarios: azul, amarillo y rojo; mientras que otras barajas como Rider-Waite, comenzaron a incorporar fondos azules, amarillos, grises y negros.

También lee: ¿De qué color es tu aura, según tu signo del Zodiaco?

Cada color se asocia al significado de la carta, por ejemplo, en el Arcano del Emperador predomina el rojo, asociado al poder y la pasión, y esta figura representa autoridad, liderazgo, conocimiento y sabiduría. De tal manera que el rojo se adapta al arquetipo de la figura del emperador.

Ahora, conozcamos el significado de los colores en el tarot.

Rojo. Simboliza la fuerza, la energía física, las emociones intensas, la sexualidad, temperamento y liderazgo.

Anaranjado. Refleja actividad, ambición, calidez, entusiasmo, alegría e inteligencia.

Amarillo. Significa confianza, autoestima, memoria, comunicación, claridad y habilidad para pensar.

Verde. Es el color de la armonía, equilibrio, dinero, prosperidad, fertilidad, curación, crecimiento y paz.

Azul. Representa la filosofía, religión, espiritualidad, subconsciente y comunicación.

Púrpura. Simboliza compasión, liderazgo y la nobleza.

Blanco. Es el color de la pureza, inocencia, protección, purificación, esperanza, fe y claridad.

Gris. Refleja depresión, uniformidad, apatía, estrés e inquietud.

Negro. Se le relaciona a la negatividad, el luto, la tristeza, culpa, alguna pérdida, el vacío, la oscuridad y el misterio.

Marrón. Es otro de los colores más comunes y simboliza la tierra, estabilidad, estancamiento y el mundo material.

Te puede interesar: Los datos más curiosos del tarot que no conocías

Consulta tu horóscopo
de hoy