Joven capturó tiburón de 180 kilos en Nueva York; nuevo cierre de playas en Long Island

Ocho ejemplares han sido vistos en los últimos tres días en la zona

TJ Minutillo, estudiante universitario de 21 años, publicó en Instagram una foto suya al lado de un enorme tiburón de casi 400 libras (180 kilos) y 8 pies de largo en la costa de una playa de Long Island (NY).

La hazaña se produjo el sábado pasado, cuando el joven residente de Manhasset lanzó una red de petirrojos para atraer al tiburón toro en Nickerson Beach, dijo ayer en declaraciones a New York Post.

En esa misma playa, ayer a principios de la tarde fue avistado un tiburón de 6 pies cerca de la costa, lo que provocó un desalojo de bañistas por tercer día consecutivo en Long Island. Horas después, otro escualo fue visto cerca de  Point Lookout.

En total, han sido vistos ocho tiburones entre lunes y miércoles esta semana en Long Island, reportó Pix11.

La gran captura de Minutillo fue informada por primera vez por el periódico Southwest Dutchess Daily Voice.

La pesca deportiva es un “gran pasatiempo” para Minutillo, estudiante de la Universidad de Clemson en Carolina del Sur.

Comenzó a pescar a la edad de tres años y estima que ha atrapado unos 300 tiburones de banco de arena, que son más pequeños y en su mayoría inofensivos.

Esta atrapada se produjo el sábado, dos días antes de que una nadadora neoyorquina -ejecutiva de la moda de 63 años-, muriese atacada por un tiburón en Maine.

“Siempre me ha fascinado el océano en general, así que creo que es realmente genial verlos a su alrededor”, afirmó Minutillo.

Pero “puede generar un poco de preocupación cuando terminas en una situación como la mujer en Maine”, agregó, refiriéndose al ataque que mató a Julie Dimperio Holowach en Maine.

“La mayoría de las veces son inofensivos“, dijo Minutillo. “Pero a veces ocurren cosas extrañas”.

Al menos cuatro grandes escualos blancos acechan en las aguas locales de Nueva York y Jersey, y otro venía en camino, informó a mediados de julio el rastreador de escualos Ocearch.

Previamente, a fines de junio, un tiburón “cachorro” de 7 pies (2.1 metros) apareció nadando y luego murió en Rockaway Beach (Queens), sólo dos días antes de que finalmente las playas de la ciudad abrieran para bañistas tras la pandemia del coronavirus.