Sherlyn revela que su hijo estuvo a punto de sufrir daño cerebral grave

La actriz de 34 años reveló que durante una revisión de rutina los médicos detectaron que el cordón umbilical estaba muriendo, razón por la cual debía entrar a quirófano de inmediato
Sherlyn revela que su hijo estuvo a punto de sufrir daño cerebral grave
Sherlyn.
Foto: Mezcalent

Tras el nacimiento de su hijo, Sherlyn reveló que había tenido algunas complicaciones durante el parto, sin embargo, dos meses después finalmente compartió que gracias a la rápida atención del equipo médico que la atendió, lograron evitar que su bebé sufriera un daño cerebral grave.

Por medio de una entrevista con Quién, la actriz de 34 años reveló que, durante una revisión de rutina previa a la fecha programada para el nacimiento de su primogénito, los médicos detectaron que su cordón umbilical estaba muriendo, razón por la cual debía entrar a quirófano de inmediato.

El día que voy a checar con el doctor que todo viniera en orden me dice: ‘Sher, la verdad es que ya estamos con menos líquido amniótico del que debería ser. Vamos a monitorear al bebé’“, sin embargo, la preocupación aumentó cuando vio que llegaron más médicos para atenderla, fue ahí cuando le informaron que estaban perdiendo los signos vitales de su bebé.

Aunque la artista deseaba tener a su bebé por parto natural, los médicos le hicieron ver que no podría ser así debido a las consecuencias que podría ocasionar si no nacía André en ese momento, ya que no estaba pasando correctamente el oxígeno por el cordón umbilical y la frecuencia cardiaca no aumentaba a pesar del tiempo que ya le habían dado seguimiento.

Entramos rapidísimo a cirugía, me pusieron el bloqueo, porque estuve consciente durante el nacimiento de André y tuvo que ser muy rápido porque se necrosó (no llegaba sangre) el cordón umbilical. Se esperaba que viniera más gordito, pero no sabemos en qué momento de las últimas semanas empezó a dejar de funcionar bien el cordón“, reveló Sherlyn.

Gracias a la atención médica que recibió durante el parto, su bebé logró recuperarse y de acuerdo a las palabras del médico que la atendió, de no haber actuado a tiempo, la historia no hubiera sido como ahora la conocemos ya que las consecuencias hubieran sido lamentables, como un daño cerebral irreversible.

Luego del susto, la orgullosa mamá puede disfrutar el desarrollo de su bebé y por fortuna, ha sabido aprovechar el tiempo que la pandemia le regaló, pues no todo han sido malas noticias, ya que está todo el tiempo con él sin que algún proyecto de trabajo se lo impida, además ha logrado comunicarse y entender qué necesita, tanto como una perfecta “luna de miel”.