Florinda Meza asegura que dejar de transmitir los programas de “Chespirito” es una agresión al público

La viuda del comediante mexicano lamentó la decisión que tomaron los ejecutivos de las televisoras

Florinda Meza asegura que dejar de transmitir los programas de “Chespirito” es una agresión al público
Florinda Meza y Chespirito estuvieron 40 años juntos.
Foto: Agencia Reforma

La tarde del pasado sábado 1 de agosto, Roberto Gómez Fernández anunció en su cuenta de Twitter que los programas de “Chespirito” saldrían del aire en todo el mundo. Como era de esperarse, la noticia causó revuelo en millones de fanáticos de varios países que han crecido con el humor blanco del comediante mexicano, incuso han solicitado a las televisoras tomar en cuenta su opinión y echar abajo esta decisión.

Tras el mensaje compartido en redes sociales, Folrinda Meza, expresó su opinión sobre la decisión de sacar del aire los icónicos programas:

Por medio de su cuenta oficial de Instagram, la actriz quien compartió 30 años de su vida con Roberto Gómez Bolaños, 10 de ellos en matrimonio, reveló que inexplicablemente no fue invitada a las negociaciones, las cuales llegaron en el peor momento por la situación que se vive actualmente por la pandemia de coronavirus: “Creo que justo ahora, cuando el mundo más necesita diversión, hacer eso es una agresión hacia la gente. Además, va en contra de sus propios intereses comerciales, porque en este momento queremos ver todo aquello que nos recuerde un mundo que fue mejor“.

View this post on Instagram

A post shared by Florinda Meza (@florindamezach1)

Además de recordar lo que significa la serie de programas para la comunidad latina, aseguró que fue una decisión tomada sin analizar las consecuencias:

Chespirito ya es un programa de culto. Es parte del ADN de los latinos, lo llevamos en la memoria genética. Pretender eliminarlo de tajo es una medida poco inteligente“, expresó.

Con profunda tristeza, lamentó que las televisoras no llegaran a un acuerdo, a pesar de las ganancias millonarias que ha dejado el programa desde su primera transmisión en 1970.

“Es triste comprobar cómo en tu propia casa, a la que le has dado millones de dólares, es dónde menos te valoran. Nunca pensé que me llegara a suceder, pero por primera vez encuentro una razón para decir ¡qué bueno que mi Rober no está en este mundo!“.

Aseguró que este acto incomprensible patea el recuerdo de su creador y lo que él más respetó: al público. “Tal vez algunos ejecutivos sin visión lo quieren borrar, pero en el corazón y la memoria de los buenos que siempre lo han seguido, estará más vivo que nunca. ¿Verdad que sí?“, finalizó.

A la publicación llegaron miles de mensajes de seguidores de varios países, quienes compartieron la idea de que esta decisión es una falta de respeto para su creador, el elenco y miles de fanáticos que tiene alrededor del mundo.