Por Mark Ridley-Thomas al Concejo de Los Ángeles

La Opinión apoya la candidatura de Mark Ridley-Thomas para el Concejo municipal de Los Ángeles.

El supervisor Mark Ridley-Thomas visitó un hotel en Koreatown en Los Ángeles que sirve de albergue para los desamparados. (Aurelia Ventura/Cortesía)
El supervisor Mark Ridley-Thomas visitó un hotel en Koreatown en Los Ángeles que sirve de albergue para los desamparados. (Aurelia Ventura/Cortesía)
Foto: Aurelia Ventura / Cortesía

El 3 de noviembre, los votantes elegirán también a quien los representará en el Distrito 10 del Concejo municipal de Los Ángeles.

Los pobladores de este distrito en el Centro y Sur de la ciudad, perciben ingresos inferiores al término medio de la ciudad. Aproximadamente, el 40% de su población es latina y el 35%, afroamericana. Sufre de problemas característicos, incluyendo la carencia de vivienda adecuada y la gran cantidad de homeless.

El cargo lo ejerce desde 2005 Herb Wesson, quien a su vez está postulando para el de Ridley-Thomas.

Mark Ridley-Thomas es un veterano servidor público. Ya ha servido en el Concejo municipal desde 1991 a 2002.  Además, ha sido parte de la Junta de Supervisores desde 2008, Senador estatal (2006-2008) y Asambleísta estatal (2002-2006).

En escasas 13 semanas, enfrentará a la abogada Grace Yoo, quien ha sido comisionada y vicepresidenta para la ciudad de Los Ángeles del Departamento de Transporte durante 4 años y que trabajó en la oficina del Tesorero estatal. En 2015 se postuló para el mismo puesto, infructuosamente.

En su vida política, Mark Ridley-Thomas ha luchado tenazmente contra el racismo y la discriminación y a favor de la inclusión de las diversas comunidades en esta urbe.

En estos días de pandemia, fue el autor de la moción para proteger a trabajadores de almacenes, farmacias y envío de comida, muchos de ellos latinos.

Impulsó el apoyo condal a la demanda estatal contra la acción del gobierno Trump de anular DACA, el programa que protege a 700,000 jóvenes inmigrantes en todo el país de la deportación.

Lideró la apelación legal del condado contra la pregunta de ciudadanía que el gobierno federal pretendía implantar en el Censo 2020 y organizó respuestas similares de condados en todo el país.

Promovió la creación del Fondo de Justicia de L.A. dedicado a financiar parcialmente la representación legal de quienes enfrentan la deportación.

Apoyó la creación de la Oficina de Asuntos de Inmigrantes del condado, cuya misión es velar por el bienestar de todos los inmigrantes al conectarlos con servicios de ayuda.

Asimismo, apoyó el aumento del salario mínimo a $15 la hora así como la lucha contra el robo de salarios por parte de empleadores inescrupulosos, de lo cual las más frecuentes víctimas son inmigrantes latinos.

Mark Ridley-Thomas ha bregado por los pequeños negocios de propiedad de la comunidad latina y la afroamericana entre otras. Se ha destacado en la búsqueda de una solución permanente al sufrimiento de los homeless. Apoyó crear la comisión de supervisión del Sheriff del condado y la oficina del Inspector General del mismo, medidas de control esenciales en estos momentos.

Por estas posiciones y acciones, por su experiencia en estos momentos críticos, La Opinión considera que Mark Ridley-Thomas es la persona más indicada para volver a ocupar el puesto de concejal y seguir sirviendo a la población de nuestra ciudad como ha hecho por muchos años.

La Opinión apoya la candidatura de Mark Ridley-Thomas para el Concejo municipal de Los Ángeles.