Entre lágrimas, Erika Buenfil le exige a Juan José Origel que no se meta con su hijo

La actriz no le perdonará al conductor los comentarios hirientes que hizo acerca de su hijo
Entre lágrimas, Erika Buenfil le exige a Juan José Origel que no se meta con su hijo
Erika Buenfil.
Foto: Mezcalent

Erika Buenfil no permitirá que toquen a su hijo, así lo advirtió luego de que Juan José Origel y Martha Figueroa lanzaron algunos comentarios del hijo de la actriz.

Durante una plática con la periodista Fernanda Familiar, la actriz compartió que no le molesta que la critiquen por los videos que publica en TikTok, pero lo que nunca va a permitir es que se metan con su hijo Nicolás.

Y es que los conductores aseguraron que no les gustan los videos que Buenfil hace en las redes sociales, y al momento de hablar de su hijo lo llamaron “Zedillito” haciendo referencia a los rumores de que el hijo del ex presidente de México, Ernesto Zedillo, es el padre de Nicolás.

View this post on Instagram

#tbt hace un año. Teotihuacán. Con mi hijo Nicolas. #mipersonaFavotita

A post shared by Erika buenfil (@erikabuenfil50) on

Déjame te comento ese punto porque no he dado ninguna entrevista, (…) me mandan el link con la entrevista completa y a mí no me afectó que me criticara, lo que pasa es que no nada más habló de TikTok, seguían comentando y tocaron el punto de mi hijo y yo con eso soy chile. Entonces, Martha Figueroa comenta y le dice ‘el Zedillito’ y dije, perdón, Nicolás se llama Nicolás Buenfil y punto. Nicolás no es gente del medio y no es para que esta señora hable de él despectivamente“, señaló.

Entre lágrimas, la estrella de televisión recordó el esfuerzo por el que ha pasado para sacar adelante a su hijo, por lo que, aseguró no perdonará al conductor los comentarios hirientes que hizo hacia ella y su hijo:

No lo voy a perdonar. Que él reflexione y cuide el hocico antes de hablar, que a mi hijo no me lo toque, ni él ni nadie, porque él no me paga ni un bistec porque no ha pagado una colegiatura de Nicolás Buenfil“.

La actriz solo pidió a la pareja de conductores que la dejen en paz, pero sobre todo a su hijo.