Conoce los alimentos que no deberías recalentar en microondas

La bacteria presente en el arroz se multiplica en temperatura ambiente después de haber recalentado el arroz

Conoce los alimentos que no deberías recalentar en microondas
Foto: Andrey Popov/Canva / Cortesía

El ritmo que llevamos en el día a día puede llevarnos a recalentar alimentos en el microondas para así no comerlos fríos. No obstante, como veremos a continuación, es posible que esta actividad represente un riesgo importante para la salud humana.

Arroz

Según un artículo del portal Milenio Digital, el arroz contiene una bacteria muy resistente llamada Bacillus Cerus. El calor suele matarla, pero, cuando no lo hace, ella tiende a producir esporas bastante tóxicas para el organismo.

Cuando el arroz sale del microondas, las esporas se multiplican al estar en temperatura ambiente. La Bacillus Cerus es capaz de causarnos diarrea y vómitos.

Pollo

Al igual que el arroz, el pollo es un alimento propenso a desarrollar bacterias. En este caso, el arroz tiende a contaminarse con salmonela. La bacteria asociada esta enfermedad es eliminada por completo cuando cocinamos de manera tradicional.

Sin embargo, esto no ocurre cuando recalentamos el pollo en el microondas porque no todas sus partes se calientan por igual. Debido a esto, hay mayores probabilidades de que la bacteria sobreviva.

Foto: Harry Dona / Pexels

Leche materna

La leche materna no debe ser recalentada en un microondas estando aún en el biberón dado que este objeto produce “puntos calientes” en el líquido, lo que puede ocasionar quemaduras en la boca y garganta de tu bebé.

Por otro lado, cuando se introducen en un microondas, los plásticos pueden liberar sustancias cancerígenas.

Carne procesada

Los conservantes que tiene la carne procesada para que se mantenga por mucho tiempo pueden sufrir alteraciones peligrosas para nosotros cuando introducimos la carne procesada en un microondas.

En concreto, es posible que nos expongamos a elementos como colesterol oxidado, que se ha relacionado con el desarrollo de la enfermedad coronaria.

La importancia de tener una sana alimentación queda nuevamente probada al examinar cuáles son los riesgos posibles a los que nos enfrentamos cuando recalentamos algunos alimentos en un microondas. Si está en tus posibilidades, prioriza la comida recién hecha sobre la recalentada.