4 recetas económicas y muy mexicanas con carne molida

La carne molida es un ingrediente popular en la cocina mexicana. Descubre 4 creativas y accesibles recetas para planear los menús de la semana

La carne molida es una buena fuente de proteínas, hierro y vitaminas del grupo B.
La carne molida es una buena fuente de proteínas, hierro y vitaminas del grupo B.
Foto: Imagen de RitaE en Pixabay / Pixabay

Una de las grandes ventajas de la cocina mexicana es su delicioso sabor e inmensa versatilidad, resulta fascinante ver como con pocos elementos se crean platillos muy nutritivos y saciantes. Si bien existen muchos ingredientes locales que toman un lugar importante a la hora de preparar comida mexicana como es el caso de los chiles, verduras de temporada, hierbas de olor y especias. Cuando hablamos de proteínas la carne molida ocupa un lugar muy especial en la elaboración de platos muy tradicionales. 

Lo cierto es que la carne molida es muy fácil de cocinar, generosa, saciante y de gran flexibilidad. Una de sus grandes cualidades es su inmensa versatilidad ya que puede ser utilizada en cualquier tipo de cocción, si bien puede convertirse en una hamburguesa, cobertura de pizza, en salsas icónicas, como el ingrediente estrella de guisados y rellenos, como el picadillo y las albóndigas. A la vez su característica textura, suave y jugosa se presta para crear todo tipo de combinaciones. 

La carne molida es una extraordinaria fuente de proteínas y nutrientes esenciales que la vuelven el aliado perfecto de un menú equilibrado y sano. De ser posible opta por las variantes de carne magra y orgánicas, de esa manera obtendrás la proporción adecuada de proteínas y grasas (normalmente las opciones más comerciales se elaboran con un 70% de carne magra y un 30% de grasa).

También la carne molida es un gran aliado nutricional con beneficios terapéuticos: brinda energía de calidad al organismo, se relaciona con beneficios para aumentar la masa muscular, gracias a su contenido en vitamina B6 y zinc juega un papel importante en el control del azúcar en la sangre, previene la anemia y es buena para el cerebro.

Si sientes poca creatividad a la hora de utilizarla, te presentamos 4 recetas fáciles, ricas y generosas para darle un giro a los menús de la semana. Lo mejor de todo es que son accesibles a cualquier bolsillo y le encantarán a toda la familia.

1. Lasaña de papa con carne molida

Una versión diferente de lasaña sobre todo para los días en que cuentas con pocos ingredientes o quieres darle un giro a la pasta tradicional. Las deliciosas láminas de papa son el complemento perfecto para el relleno de tocino y carne molida. Es una receta muy sencilla que estará lista en 30 minutos, acompaña con una rica ensalada.

2. Albóndigas con caldillo de chipotle

La cocina mexicana es muy hogareña y llena de sabores, probablemente uno de los platillos más icónicos son las albóndigas que suelen bañarse en diferentes caldillos o salsas. Uno de los más tradicionales es el de tomates rojos con chile chipotle, es facilísimo de preparar y una verdadera delicia. Más sencillo imposible, no olvides acompañar las albóndigas con arroz o frijoles. 

3. Macarrones con carne

La pasta y la carne molida son una combinación celestial, no en vano la salsa boloñesa es un clásico en todo el mundo. Estos macarrones con carne molida son una maravillosa alternativa para los días con poco tiempo para cocinar, es un platillo muy saciante, generoso y reconfortante perfecto para los días fríos. Ideal para las reuniones familiares o cenas con amigos, acompaña con vegetales al vapor o ensalada mixta.

4. Carne molida a la mexicana

Utilizar la carne molida como ingrediente base en cazuelas o guisados mexicanos es de lo más común. A la vez es una gran alternativa para crear combinaciones más saludables y ligeras, como es el caso de este guiso que se caracteriza por su gran sazón mexicano, se cocina en una salsa de chile morita única y se agregan vegetales muy populares como el tomate, chile cuaresmeño y los famosos nopales. Es perfecto para las comidas entre semana en las que queremos cuidar la línea, es bajo en calorías y muy rendidor.