¿El fin de la era Simeone? El Atlético de Madrid y un nuevo fracaso de la mano del “Cholo”

No compiten en La Liga y hace tres años que no pasan de cuartos en Champions
¿El fin de la era Simeone? El Atlético de Madrid y un nuevo fracaso de la mano del “Cholo”
Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid.
Foto: EFE

Definitivamente, al Atlético de Madrid no le beneficia el papel de favorito. Cuando más responsabilidad sentía y cuando más opciones se le daban en la Champions League, un rebote en el minuto 87, el 2-1 ante el Leipzig; un equipo con mayúsculas que causó el fiasco del conjunto rojiblanco, al que doblegó con la determinación del que no tiene nada que perder… Y sí mucho por ganar.

De forma cruel, quizá sí, como siempre, con un gol en propia puerta de Stefan Savic en el minuto 87; en el momento más inesperado, cuando el Atlético parecía más entero tras un largo recorrido, como más le gusta.

El Atlético tiene límites esta temporada. Por mucho que Jan Oblak lo haya llevado mucho más lejos de lo que mereció en Anfield, por mucho que haya crecido de forma indudable tras el parón o por mucho que la increíble irrupción de Marcos Llorente le haya aportado unas posibilidades ofensivas que pusieron a soñar a su afición.

El año de “transición” que pidió el “Cholo” Simeone apunta en ese sentido. Necesita tiempo, seguro. También necesita otras muchas cosas más el Atlético, que desde hace tiempo ‘vive’ por la ‘Champions’ pues en La Liga le es difícil competir consistentemente con Real Madrid y Barcelona.

Por todo lo que le supone económicamente gracias a su estabilidad año tras año en esta competición con Simeone y por todo lo que genera emocionalmente este torneo, es un título imposible hasta ahora para los colchoneros. Por un minuto, por la prórroga, por goles agónicos, por los penaltis… Inalcanzable.

No desiste el Atlético, con esa insistencia. Una fe que le ha transformado en un bloque que jamás da nada por perdido, aunque después el golpe sea gigantesco, como lo fueron las finales perdidas ante el Real Madrid.

Pero ya no es suficiente. La decepción de este jueves, indudable desde cualquier perspectiva, daña de nuevo al Atlético. Ya son tres años sin llegar más allá de cuartos en la Liga de Campeones, que ahora le abren la puerta a un equipo con mucho futuro y muchísimo presente: el RB Leipzig.