Qué dieta seguir para eliminar grasas sin tomar medicamentos

Elimina la grasa de manera natural y sin rebote
Qué dieta seguir para eliminar grasas sin tomar medicamentos
Beber suficiente agua mantiene el cuerpo hidratado y estimula al cuerpo a eliminar la grasa.
Foto: Fernanda Latronico / Pexels

Tomar medicamentos no garantiza que puedas perder peso o que los resultados serán duraderos. La mayoría de las personas recuperan el peso después de que dejan de tomar el medicamento, a menos que hayan hecho cambios duraderos en el estilo de vida. Por ello, médicos especialistas sugieren seguir medidas más seguras y con efectos a largo plazo que puedas seguir.

Al consumir medicamentos para adelgazar, no tienes un éxito garantizado y además puedes sufrir efectos secundarios como aumento de la presión arterial, problemas para dormir, dolores de cabeza, nerviosismo, palpitaciones, náuseas, estreñimiento, boca seca y depresión, según explica un artículo publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Si deseas perder peso, una de las principales formas de lograrlo es eliminar la grasa corporal. Es decir, necesitas aumentar la velocidad a la que su cuerpo quema calorías de grasa.

Bebe al menos ocho vasos de agua de 8 oz. al día

Beber mucha agua mantiene el cuerpo hidratado y estimula al cuerpo a eliminar la grasa, pública un artículo en el Journal of Obesity & Weight Loss Therapy.

Al aumentar el consumo de agua se disminuye el la ingesta diaria de calorías, azúcar, sodio, grasa y colesterol, según un estudio realizado por la Universidad de Illinois publicado en el Journal of Human Nutrition and Dietetics.

Evita comer grasas saturadas

Foto: PxHere

Las grasas saturadas son comunes en la dieta estadounidense. Ejemplo de este tipo de grasas son las carnes grasosas como el tocino.

Una dieta rica en grasas saturadas no solo te sube de peso, la revista de la Escuela de Medicina de Harvard señala que este tipo de grasas puede aumentar el colesterol total e inclinar la balanza hacia el colesterol LDL más dañino, lo que provoca que se formen bloqueos en las arterias del corazón y en otras partes del cuerpo.

Come frutas ricas en vitamina C

Foto: Katie175/Pixabay

Las frutas con un alto contenido en vitamina C como las fresas y las naranjas, le dan al cuerpo un impulso metabólico.

Consume suficiente proteína

pescado blanco
Foto: Shutterstock

Comer proteínas puede aumentar la cantidad de calorías que quemas al aumentar tu tasa metabólica y reducir el apetito, según revelaron investigaciones.

Las proteínas también pueden regular las hormonas del apetito para ayudar a las personas a sentirse llenas y a reducir antojos de carbohidratos.

En un estudio con 12 sujetos que llevaron una dieta isocalórica alta en proteínas (30% de proteínas, 20% de grasas y 50% de carbohidratos) durante 12 semanas. Aumentó la saciedad, comiendo 441 calorías menos por día, perdieron 4.9 kilos y también disminuyeron grasa.

Aumenta tu ingesta de vegetales

Foto: Ella Olsson/Pexels

Aumentar el consumo de una variedad de frutas y verduras te ayudará a sentirte satisfecho por más tiempo. Además te aportarán vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

Reduce el consumo de azúcar y carbohidratos refinados

Foto: Lisa Fotios/Pexels

Estos alimentos se digieren a gran velocidad y se convierten en glucosa rápidamente.

El exceso de glucosa ingresa a la sangre y provoca la hormona insulina, que promueve el almacenamiento de grasa en el tejido adiposo. Esto contribuye al aumento de peso.

No olvides mover el cuerpo y dormir lo suficiente

ejercicio
Foto: hutterstock

La combinación ganadora si deseas ver una disminución en la grasa corporal es una dieta saludable y una rutina de ejercicio constante. Realiza al menos 30 minutos al día, cinco días a la semana.

No restes importancia al sueño. Dormir menos de 5 a 6 horas por noche se asocia con una mayor incidencia de obesidad.

El sueño insuficiente o de mala calidad ralentiza el metabolismo, y con ello el cuerpo puede almacenar la energía no utilizada en forma de grasa.