¿En qué consiste la dieta atlántica? Descubre sus poderosos beneficios

La dieta atlántica se basa en el consumo de pescados, mariscos, verduras y hortalizas. Se asocia con un gran poder terapéutico y es clave en la prevención de enfermedades

¿En qué consiste la dieta atlántica? Descubre sus poderosos beneficios
La dieta atlántica es considerada hermana de la mediterránea y se asocia con un aumento en la longevidad y calidad de vida.
Foto: Getty Images

Hoy en día tenemos a la mano todo tipo de tendencias de nutrición que tienen como objetivo acercarnos a vivir de manera más saludable y prevenir enfermedades. Es por ello que han salido a la luz todo tipo de pautas alimenticias que se han vuelto un gran aliado para gozar de un peso óptimo y lograr vivir más y mejor. 

Desde hace muchos años uno de los estilos de alimentación que más ha llamado la atención por sus grandes beneficios medicinales es la dieta mediterránea. Lo cierto es que va más allá de una dieta, se trata de un estilo de vida que actualmente es considerado uno de los más populares y benéficos, es conocido como una de las mejores corrientes para vivir más y mejor; sin embargo no es la única opción.

En los últimos años ha llamado de manera especial la atención la dieta atlántica, es un estilo de alimentación propio de la zona de Galicia y el norte de Portugal y se ha vuelto famosa en gran parte porque ha sido comparada con la dieta mediterránea.

La dieta atlántica es muy balanceada y consiste en el consumo de pescados, verduras y hortalizas, sobre todo basado en el consumo de productos propios de la zona. Se trata de un concepto que surgió hace unos 20 años y en los últimos 10 años ha llamado la atención en gran parte por beneficios para aumentar la longevidad. 

También otra de las principales características de la dieta atlántica y que la hace muy especial no sólo consiste en la calidad de los alimentos que se consumen, si no también se enfoca en la manera en la cual se preparan los alimentos. Se inspira en un estilo de alimentación lento y sin prisas, concepto que hoy en día es llamado “slow cooking.”A la vez promueve la sencillez en la preparación de los alimentos, todo con el objetivo de conservar la calidad de las materias primas y por ende el valor nutricional de los alimentos. 

¿En qué consiste la dieta atlántica?

  1. La base de este estilo de alimentación es el consumo elevado de pescados (de mar y río) y mariscos (moluscos y crustáceos), que constituyen la gran reserva actual del Atlántico. Au consumo es recomendando de tres a cuatro veces por semana.
  2.  El consumo de alimentos vegetales es prioritario: cereales, patatas y legumbres. Las dietas ricas en este tipo de alimentos constituyen una mejor manera de conseguir un buen aporte calórico de manera saludable. A la vez es clave un alto consumo de frutas y hortalizas, entre los cuales se recomienda la ingesta de frutas cítricas, manzanas, frutos rojos, repollo, berzas, cebolla, zanahoria, judías, guisantes, ajos y pimientos. 
  3. El aceite de oliva es la grasa es la principal fuente de grasa culinaria, sobre todo para el uso en crudo.
  4. Se recomienda el consumo diario de productos lácteos, son considerados una extraordinaria fuente de vitaminas de alto valor biológico y minerales. Es importante integrar el consumo de alimentos fermentados, ya que intervienen de manera positiva en la salud intestinal y de la microbiota. 
  5. La actividad física diaria es clave, es indispensable evitar la vida sedentaria.
  6. Consumo abundante de líquidos, el agua como la bebida esencial y el vino para acompañar las comidas con un consumo moderado e inteligente.
  7. Disfrutar de la comida y de la compañía de la familia.

Sobre los beneficios de la dieta atlántica:

  • Aporta un extraordinario consumo de alimentos ricos en nutrientes esenciales: vitaminas, minerales, antioxidantes, grasas saludables, fibra y ácidos grasos Omega 3.
  • Los métodos de elaboración utilizados promueve el consumo de alimentos de la manera más natural posible, de tal manera que se controla el excesivo consumo de grasas y la sobre cocción. 
  • Es clave en la prevención de enfermedades crónicas, sobre todo las del tipo cardiovascular. Esto se debe a sus beneficios para regular los altos niveles de colesterol en la sangre y también a sus cualidades para aumentar el colesterol bueno “HDL.”
  • Ayuda a tener un peso saludable, sin padecer deficiencias nutricionales. Acelera el metabolismo y beneficia la eliminación de toxinas al ser un tipo de alimentación limpia.
  • Promueve el nulo consumo de alimentos procesados, ricos en grasas saturadas, harinas refinadas y azúcares. 
  • Mejora el funcionamiento cerebral y cognitivo, es un buen estilo de alimentación para mejorar la memoria, concentración y aprendizaje.