Salsa de aguacate para pasta: tan rica y saludable que un gastroenterólogo la recomienda

Una exquisita salsa cremosa que favorece tu vista, piel, corazón y salud en general

Los antioxidntes del aguacate reducen el riesgo de degeneración macular y cataratas.
Los antioxidntes del aguacate reducen el riesgo de degeneración macular y cataratas.
Foto: Engin Akyurt / Pexels

Hay alimentos exquisitos que de manera indivudual son muy nutritivos y ofrecen múltiples beneficios a nuestra salud. Pero sucede que algunas combinaciones con estos ingredientes logran algo que va mucho más allá de una comida sabrosa y suma de sus proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes. Por ejemplo, si juntas el aguacate con el tomate sucede algo especial.

¿Por qué el tomate rojo y un aguacate son una excelente combinación?

Los tomates y el aguacate son ricos en nutrientes y antioxidantes. Favorecen tu piel, vista, corazón, sistema inmune y ayudan a prevenir el daño ocasionado por los radicales libres.

Will Bulsiewicz, gastroenterólogo y autor de Fiber Fueled explica que los tomates rojos jugosos tienen un alto contenido de licopeno, un carotenoide que reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer. Luego, la gran cantidad de grasas buenas en el aguacate hacen que el licopeno sea más biodisponible.

El tomate y el aguacate son un par de frutas que tienen gran compatibilidad y que te conviene prepararlos juntos. Así que compartimos la receta especial de esta cremosa salsa de aguacate para pasta del Dr. Bulsiewicz.

Ingredientes

  • 1 libra de pasta
  • 2 aguacates
  • 1 limón exprimido y rallado
  • 1 lima
  • 2 dientes de ajo
  • Un manojo de albahaca
  • Un puñado de tomates cherry
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. Cocina la pasta según las instrucciones del paquete.
  2. Procesa los aguacates, el jugo de los cítricos, el ajo, la albahaca fresca, la sal y la pimienta hasta que quede una salsa suave.
  3. Combina la salsa de aguacate con la pasta.
  4. Al servir, ralla un poco limón, agrega un poco de albahaca fresca y no olvides los tomates cherry.

Favorece tu vista

aguacate
Foto: Shutterstock

Los aguacates no solo aumentan la absorción de antioxidantes de otros alimentos como el tomate, sino que también son ricos en antioxidantes. Contienen los carotenoides luteína y zeaxantina, que son muy importantes para la salud ocular y que investigaciones señalan reducen el riesgo de degeneración macular y cataratas.

Bueno para tu corazón

El 70% del aceite de aguacate es ácido oleico, un ácido graso omega-9 monoinsaturado. Este aceite también es el componente principal del aceite de oliva y contribuye a reducir:

  • La inflamación
  • Los triglicéridos en la sangre
  • Los niveles de colesterol LDL (malo),
  • La presión arterial
  • El aguacate también te estará dejando fibra y alrededor de 20 vitaminas y minerales, entre los que destacan vitamina K, ácido fólico, vitamina C, potasio, vitamina B5, vitamina B6 y vitamina E. Por si fuera poco no contienen colesterol ni sodio. ¿Hay alguna razón para despreciar una salsa de aguacate?

    Ahora que vimos que el aguacate puede potenciar los efectos del tomate. Hay muchas formas en las que puedes disfrutar ambos frutos juntos, como sopas frescas, ensaladas, tostadas, tacos.