400,000 autos se venden todos los años en Estados Unidos sin los tests de accidentes correspondientes

Todos los vehículos deben cumplir con los estándares de seguridad federales mínimos antes de llegar a los concesionarios

400,000 autos se venden todos los años en Estados Unidos sin los tests de accidentes correspondientes
Barrera estacionaria a gran velocidad
Foto: Shutterstock

Las pruebas de choque realizadas a los autos, son muy importantes para saber que tan seguros son y de ahí decidir si se toma el riesgo de adquirirlo.

Algunos vehículos nunca llegan al laboratorio en los Estados Unidos para estas pruebas. Eso incluye todos los vehículos Jaguar, Porsche y Land Rover actualmente a la venta.

Casi medio millón de automóviles de pasajeros y SUV que se venden cada año no han sido calificados en pruebas de choque por las dos principales organizaciones que realizan evaluaciones independientes

La mayoría de los vehículos sin clasificación son modelos de bajo volumen, autos deportivos, vehículos de lujo o camionetas grandes. El gasto es demasiado grande para que la NHTSA y el IIHS prueben todos los vehículos, por lo que las decisiones se toman en función del volumen de ventas de automóviles y los presupuestos de prueba.

Eso no significa que estos vehículos nunca hayan sido sometidos a pruebas de choque. Todos los automóviles disponibles deben superar la barrera estacionaria a gran velocidad, pero esas pruebas las realizan los fabricantes de automóviles internamente.

Aproximadamente el 97% de todos los vehículos nuevos vendidos son evaluados en pruebas de choque por una o ambas organizaciones independientes.

Todos los vehículos deben cumplir con los estándares de seguridad federales mínimos antes de llegar a los concesionarios. Sin embargo, en algunos de los autos, los fabricantes de automóviles certifican que sus autos internamente y no pagan a compañías externas.

***

Te puede interesar: