La Cámara de Diputados de México aprueba eliminar fuero presidencial

La Iniciativa fue presentada por el mandatario Andrés Manuel López Obrador al principio de su gestión

La Cámara de Diputados de México aprueba eliminar fuero presidencial
Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO – La Cámara de Diputados aprobó reformas a los Artículos 108 y 111 de la Constitución para eliminar el fuero presidencial y permitirá imputarlo o juzgarlo por cualquier delito durante su mandato.

Con 420 votos a favor, 0 en contra y 15 abstenciones, el Pleno de la Cámara Baja avaló con modificaciones mínimas el dictamen que establece que, además de traición a la patria, el presidente podrá ser acusado por actos de corrupción, delitos electorales, los que ameriten prisión preventiva oficiosa y aquellos por los que puede ser procesado cualquier ciudadano.

Las y los diputados aprobaron eliminar del dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales el término “ciudadano común” para que en la redacción quedaran solo las palabras ciudadano y ciudadana.

“El documento busca que la inmunidad aludida en esta reforma permita un ejercicio de la acción penal más libre y evite que se proteja la figura del presidente de la República, en caso de que llegue a incurrir en algún delito”, puntualizó.

Asimismo, señaló que para proceder penalmente contra el mandatario “sólo habrá que acusarlo ante la Cámara de Senadores”, la que será la instancia legislativa que resolverá con base en la legislación penal aplicable.

La eliminación del fuero presidencial derivó de una iniciativa del Ejecutivo y tiene como fundamento la pluralidad de voces y opiniones de las sociedad que demandan justicia por abusos y arbitrariedades de servidores públicos, explicó la Cámara.

Aleida Alavez, diputada del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena)  destacó que desde 2013 se ha intentado legislar en esta materia, con al menos cinco dictámenes en estos años, sin que hasta ahora se hubiese podido concluir con el tema.

“La reforma es un mecanismo que desestimula la impunidad, pero no favorece la persecución política”, indicó la legisladora durante la presentación del dictamen.

La legisladora señaló que el fuero constitucional ha sido hasta ahora un conjunto de privilegios de personas que tienen un cargo público, sea electoral o no, y por lo mismo tienen una posición privilegiada y beneficios.

El proyecto fue enviado al Senado para su estudio y ratificación.

El 4 de diciembre de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso mexicano la iniciativa para reformar la Constitución y suprimir el fuero de los presidentes del país para que puedan ser juzgados por cualquier delito.

Antes de esta reforma constitucional, el jefe del Estado mexicano solo podía ser juzgado por el delito de traición a la patria.

La oposición

Diputados de oposición acusaron que, en los hechos, la reforma no implica la eliminación del fuero presidencial, porque el inicio de cualquier proceso deberá ser aprobado por la mayoría de la Cámara de Diputados y no dependerá de una fiscalía autónoma.

La diputad del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Mónica Bautista calificó el dictamen como demagógico, porque la ampliación de los delitos por los que puede ser juzgado el presidente, no tiene mayor impacto en la incoación de procedimientos en su contra.

“La verdadera autonomía de la Fiscalía General de la República es, en esencia, la que garantizará el derecho de acceso a la justicia de todas y todos los mexicanos y no una reforma como la que hoy discutimos”, indicó.

El diputado del PAN, Jorge Arturo Espadas, dijo que si la intención de la reforma es procesar al presidente como cualquier ciudadano, es necesario que éste pueda ser imputado directamente por el Ministerio Público ante un juez.

“Si le queremos quitar el fuero al presidente debemos dejar la posibilidad de que sea directamente imputado por el Ministerio Público ante un juez, para que abra un proceso penal hasta obtener una sentencia condenatoria o absolutoria”, indicó.

En su turno, la petista Ana Karla Rojo alertó que si bien su partido apoyará la reforma constitucional, ésta puede ser utilizada para orquestar acusaciones falsas en contra del actual mandatario para intentar arrebatarle lo que la ciudadanía le dio en las urnas.

Con información de agencias