AMLO denuncia “tintes políticos” en protesta de feministas en la sede nacional de DD.HH.

Calificó como justas las demandas de las madres de víctimas de feminicidio y violación, pero que "el conservadurismo" ya metió la mano en las protestas

AMLO denuncia “tintes políticos” en protesta de feministas en la sede nacional de DD.HH.
Andrés Manuel López Obrador.
Foto: ALFREDO ESTRELLA/AFP via Getty Images / Getty Images

MÉXICO –  Luego de que se creara polémica por sus dichos y recriminación por las pintas que hicieron feministas al cuadro de Francisco I. Madero, y otros personajes históricos, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la toma de sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se convirtió en un asunto político y que hay mucho “encono” de grupos conservadores contra su titular Rosario Piedra.

“Hay mucho encono, coraje en contra de Rosario Piedra, sobre todo de los grupos conservadores por la mamá, por doña Rosario (Ibarra) y por el hermano desaparecido”, aseguró López Obrador durante su conferencia, desde Palacio Nacional.

Calificó como una exageración de la prensa conservadora protesta de feministas y ocupación de la CNDH y que el caso se está utilizando con tintes políticos.

“Este asunto tiene mucha difusión porque la prensa conservadora, los medios de comunicación lo magnifican para perjudicarnos”, dijo.

Desde el pasado jueves colectivos y madres de víctimas de feminicidio y violación mantienen tomadas las instalaciones de la CNDH para exigir justicia.

Durante la ocupación, realizaron algunas pintas en el interior de la sede, que también alcanzaron cuadros de personajes históricos, lo que fue calificado por López Obrador como actos vándalicos. 

En respuesta, las madres de las víctimas recriminaron al mandatario que le importe más un cuadro que las víctimas.

¿Buscará Segob diálogo?, se le cuestionó.

“Sí, están abiertos al diálogo, pero es otro tipo de situación la que prevalece, hay una demanda justa de que se atienda una necesidad, pero ya se convirtió en un asunto político. Y no me equivoco de que abrazado por el conservadurismo. No hay que olvidar que los extremos se tocan, la extrema izquierda y la extrema derecha”, precisó el mandatario mexicano.

“Y por ejemplo, ¿qué es mejor?, ¿tener organizaciones de defensa de derechos humanos o combatir al régimen que viola los derechos humanos? El Estado Mexicano era el violador principal de los derechos humanos”, recordó AMLO, como se le llama coloquialmente al mandatario.

Destacó que este caso de la toma de la CNDH, Rosario Piedra está buscando diálogo con los inconformes, sin embargo, no quieren llegar a un acuerdo.

“Y en este caso estoy seguro que ya la directora de los Derechos Humanos ya está buscando el diálogo, pero no quieren el diálogo. ¿Quién sabe qué quieren? Claro, justicia, pero a ver, quien va a procurar que haya justicia necesita saber y además que se llegue a un acuerdo. Para eso es el diálogo, hasta en las guerras hay diálogo”, agregó.

Recordó que en 2019, cuando Piedra fue electa en el Senado de la República para presidir la CNDH, “el partido más conservador del Congreso, por consigna de quienes tienen diferencias con doña Rosario (Ibarra, su madre), no querían que Rosario Piedra quedara como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos”.

Acusó de la situación al periódico Reforma y a todos los diarios de la derecha, “del conservadurismo”.

Aseguró que hay una “exageración en todo sentido” y dijo no creer en la violencia porque “el mal hay que combatirlo con el bien”, subrayó.

López Obrador confió en que la Secretaría de Gobernación (Segob) y las mujeres que encabezan la protesta desde el jueves de la semana pasada estén abiertas al diálogo.

Sin embargo, insistió en que “es otro tipo de situación la que, considero, prevalece”, por lo que pidió que cada quien se haga responsable de sus actos, cada quien actúe con responsabilidad.

Reconoció que la demanda de las mujeres, que han ocupado la sede y realizado pintadas en todo el edificio, “es justa” pero insistió que “ya se convirtió en un asunto político.

Afirmó que los extremos se tocan. la extrema izquierda y la extrema derecha. “Nosotros para triunfar tuvimos que enfrentar a extremistas de izquierda”, señaló.