Incendios inesperados en el noroeste arrasan cientos de casas y destruyen pueblos

Washington, Oregon y California sufren incendios devastadores con un clima sin precedentes. Las ciudades de Malden en Washington y Talent en Oregon están arrasadas

Incendios inesperados en el noroeste arrasan cientos de casas y destruyen pueblos
Un oficial guía a evacuados por el incendio Bear cerca de Oroville en California.
Foto: JOSH EDELSON / AFP / Getty Images

Numerosos incendios forestales alimentados por altas temperaturas y fuertes vientos continuaron descontrolados en toda la costa oeste de Estados Unidos el miércoles, y una pequeña ciudad de Oregon resultó casi borrada del mapa por las llamas, dijeron las autoridades.

Enormes franjas de maleza seca como yesca arden el miércoles en el oeste de Estados Unidos.

En estados como Washington y Oregon, las condiciones del clima en esta época del año no son las que tienen en estos momentos creando incendios forestales: altas temperaturas, baja humedad y fuertes vientos.

Y aún en California, los expertos dicen que se están viendo condiciones del clima que se esperan mas bien en octubre, cuando históricamente comienza la temporada de los incendios en el estado.

Al menos 6 muertes

Se confirmó que al menos seis personas murieron, incluidas tres en el condado de Butte, en California, según el alguacil Kory Honea. Otras 12 personas están desaparecidas en el condado de Butte, dijo el alguacil.

Los incendios causaron dos muertes en Oregon y una en el estado de Washington.

Varias ciudades en el estado de Oregon sufrieron severos daños y la pequeña ciudad de Talent, cerca de Medford, quedó prácticamente casi destruida.

Los funcionarios de la ciudad de Talent les dijeron el miércoles a sus 6,600 residentes, a unas 10 millas al sur de Medford, en Oregon, y a 300 millas al norte de Sacramento, en California, que se mantuvieran fuera de los límites de la ciudad porque el fuego se propagó rápidamente y no es seguro cuando hay líneas eléctricas caídas, reportó NBC News.

Si bien el Ayuntamiento, el departamento de policía y otros edificios gubernamentales de Talent sobrevivieron, hay barrios enteros y bloques de negocios completamente destruidos por el incendio.

“El fuego arrasó el núcleo de nuestro corredor (ruta de Oregon) 99”, dijo el alcalde de Talento Darby Ayers-Flood a NBC News, cuando contaba cómo se quemó el tramo principal de la ciudad. “Donde se quemó, se quemó total y completamente. Estoy exhausto y conmocionado por eso”.

Los funcionarios de la ciudad esperaban que la acción rápida de sus residentes, que evacuaron durante martes y miércoles, mantuvieran las muertes en cero.

Mientras tanto, en la ciudad de Medford, los residentes en el extremo sur de la ciudad recibieron la orden de evacuar el miércoles cuando el incendio de Almeda se dirigía hacia el norte. Y para empeorar las cosas, otro incendio denominado Obenchain Fire estaba ganando fuerza al norte de Medford, según Jackson County Emergency Management, lo que provocó más órdenes de evacuación.

“Nivel 3 (orden de evacuación), eso es lo más serio posible”, dijo Rudy Owens, portavoz de la Oficina del Jefe de Bomberos del Estado de Oregon, sobre las acciones de emergencia tomadas en Medford y sus alrededores.

La gobernadora de Oregon Kate Brown dijo que los incendios forestales podrían provocar la mayor pérdida de propiedades y vidas humanas en la historia del estado. Los bomberos están combatiendo activamente 35 incendios, dijo, y los vientos continúan alimentándolos.

El martes, Brown declaró una emergencia estatal a medida que crecían los incendios en los condados de Marion, Lane, Jackson, Coos, Lincoln, Washington y Clackamas.

“Esto está demostrando ser un incendio significativo y sin precedentes para nuestro estado”, dijo Brown.

Más de 5,000 millas cuadradas de Oregon están en llamas, dijo Brown.

En California

Hay 14,000 bomberos en las líneas en California con 28 incendios forestales descontrolados, según el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California (Cal Fire).

El incendio Creek en el condado de Fresno, que comenzó el viernes por la noche, había consumido más de 163,000 acres el miércoles por la mañana, dijeron las autoridades.

Y otros tres incendios que seguían ardiendo el miércoles (el complejo August, el complejo SCU Lightning y el complejo LNU Lightning Complex) se clasificaron como el segundo, tercer y cuarto incendios forestales más grandes en la historia del estado, dijeron los bomberos el miércoles.

Si bien estas llamas ardían bien fuera de las ciudades más grandes del estado, el efecto del humo de los incendios enrojeciendo el cielo era claramente visible en grandes núcleos urbanos.

Citando las “condiciones históricas y sin precedentes” de incendios en California, se ordenó el cierre de 10 bosques nacionales el miércoles, lo que significa que los 18 bosques nacionales en el estado fueron cerrados.

  • “Esta mañana desperté en Marte y no en el norte de California”
  • Totalmente exhausto quedó este bombero de California tras combatir las llamas durante 26 horas
  • Fuertes vientos amenazan con empeorar las condiciones de los incendios en California
  • En el estado de Washington

    Los incendios forestales en el estado de Washington también continuaron ardiendo el miércoles, con más de 576,400 acres carbonizados desde que se desataron una serie de incendios el Día del Trabajo, dijo el portavoz del Departamento de Recursos Naturales del estado, Joe Smillie.

    Los más grandes son Pearl Hill en 280,000 acres y Cold Spring en 163,000 acres, incendios que se desarrollan en paralelo en el norte del condado de Douglas y el sur del condado de Okanogan.

    En el estado de Washington, el gobernador Jay Inslee dijo que más de 330,000 acres (133,546 hectáreas) se quemaron durante un período de 24 horas, un área más grande que la superficie que normalmente se quema durante toda la temporada de incendios que dura desde la primavera hasta el otoño.

    Aproximadamente el 80% de la pequeña ciudad agrícola de Malden, en el este de Washington, fue arrasada por las llamas de un incendio rápido el lunes. Entre los edificios que se quemaron se encuentran la estación de bomberos, la oficina de correos, el Ayuntamiento y la biblioteca de la ciudad.

    “Es un evento sin precedentes y desgarrador”, dijo Inslee a los periodistas, y culpó al clima cálido, los fuertes vientos y la baja humedad por el crecimiento explosivo de los incendios.