Abogan por el derecho al voto de personas en libertad condicional 

Se calcula que hay 50,000 expresidiarios en proceso de reintegrarse a la sociedad a quienes se les niega el sufragio

Abogan por el derecho al voto de personas en libertad condicional 
Proponen que las personas en libertad condicional puedan votar. (Impremedia)
Foto: Archivo / Impremedia

A Gabriela Maldonado le faltan tres años para que su libertad condicional termine y pueda ejercer su derecho a votar en unas elecciones.

Por eso, cuando escuchó que hay una propuesta en la boleta electoral de noviembre para que las personas en libertad condicional puedan votar, se entusiasmó mucho.

“Claro que me gustaría votar, más aún siendo latina porque no hay muchos latinos que puedan hacerlo por no tener documentos. Siento que con mi voto haría una diferencia”.

De 46 años de edad, Gabriela pasó varios años en prisión, y al salir hace dos años la pusieron en libertad condicional por cinco años. “Hay una posibilidad de que me recorten este periodo de prueba, y votar me haría sentir muy bien sobre todo porque mis padres no pueden hacerlo y quisiera votar por ellos. Yo ya nací aquí. Ellos son inmigrantes mexicanos. Así que si puedo votar, lo voy a hacer”.

Las personas que dejaron la prisión quieren votar. (Archivo/Impremedia)

En la actualidad, la Constitución de California niega a la gente en libertad condicional por delitos serios, el derecho de votar hasta que ya no tengan ningún pendiente legal, y su sentencia se haya cumplido en su totalidad.

En promedio, esto podría tomarse hasta tres años después de la fecha de que fueron puestos en libertad.

Para remover esta barrera para votar, la supervisora del condado de Los Ángeles, Hilda Solís junto con la supervisora Sheila Kuehl presentaron una moción para pedir a la Junta de Supervisores apoyar la proposición 17, una medida estatal en la boleta de noviembre para enmendar la Constitución del estado y permitir que la gente en libertad condicional pueda votar.

“A través de los años, el racismo estructural ha privado de sus derechos a las minorías. Tristemente todavía vemos como las desigualdades estructurales prohíben a la gente en libertad condicional ejercer su derecho al voto”, dijo la supervisora Solís.

“Nuestras comunidades de las minorías están representadas de manera desproporcionada en nuestro sistema de justicia criminal y esta limitación en nuestra constitución estatal niega a nuestra población que ha salido de la cárcel tener una voz electoral”, agregó. 

Pelean para que quienes dejan las prisiones puedan votar. (Archivo/Impremedia)

Si se les da el derecho al voto, podrán tener un compromiso cívico y ser miembros productivos de la sociedad. “Todos nos beneficiamos de eso”.

La proposición 17 restauraría el derecho al voto de casi 50,000 personas en libertad condicional a través del estado de California. La medida estará en la  boleta electoral del 3 de noviembre.

“Privar a las personas con condenas penales del derecho al voto es parte de una historia más amplia de privación de derechos que ha afectado de manera desproporcionada a las minorías”, señaló la supervisora Sheila Kuehl.

Sostuvo que cuando los hombres y mujeres son liberados de la prisión, ellos ya han cumplido su condena y nunca ha sido correcto agregarles el castigo de no participar en una sociedad democrática.

“La proposición 17 corregirá esto al restaurar el derecho al voto a las personas en libertad condicional”, subrayó Kuehl.

El 15 de septiembre, la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles votará la moción de la supervisora Hilda para decidir si apoyan la proposición 17.

Susan Burton, fundadora de la organización A New Way of Life, a favor de esta medida, dijo que cuando un individuo deja la prisión, se les pide que sean buenos ciudadanos y consigan un empleo. Pero remarcó que ser buen ciudadano no les da el derecho de votar. “En la actualidad, la ley permite que solo los presos en las cárceles del condado voten, pero no los de las prisiones estatales ni quienes están en libertad condicional”.

April de 66 años va a votar por primera vez en su vida en las elecciones de noviembre. “En julio terminaron mis tres años de libertad condicional, y absolutamente quiero ir a votar en noviembre y en persona”.

De acuerdo a la campaña a favor de la proposición 17, las evidencias muestran que la gente que puede participar cívicamente en sus comunidades después de salir de la prisión o la cárcel, tiende tres veces más a nunca volver a ser arrestados.