Autorizan el primer buzón para abandonar a bebés en Bélgica

El buzón está construido en forma de cuna, tiene calefacción, una pieza de rompecabezas única para identificar al bebé, la puerta se traba con un seguro y una alerta avisa, en ese momento, al conserje del lugar
Autorizan el primer buzón para abandonar a bebés en Bélgica
Foto: Shutterstock

BÉLGICA – Corvia, una institución no gubernamental de Bélgica, anunció que recibió la autorización para abrir el “primer buzón” que permitirá colocar en su interior a recién nacidos o bebés abandonados, de manera segura y anónima en Bruselas.

La medida, que ha generado controversia a nivel mundial, tiene el fin de dar protección a los menores abandonados.

La asociación llevaba ya tres años de litigio para que pudiera aprobársele esta medida. Así que hoy, ya es una realidad el que puedan abrir este sistema en el distrito de Evere.

“Nos felicitamos, porque cada niño debería tener derecho a un futuro”, declaró la portavoz de Corvia, Mathilde Pelsers a ese medio, al tiempo que confió en poder abrir el “buzón” oficialmente a principios de octubre.

Se tenía pensado que este dispositivo se instalará desde el 2017, sin embargo, el alcalde de la ciudad de ese entonces, Pierre Muylle, lo prohibió.

Como respuesta, la ONG inició un procedimiento en el Consejo de Estado para anular la decisión del funcionario.

Su argumento es que no están incitando al abandono de los niños, sino que están promoviendo medidas para que, los padres que busquen esta opción, tengan más certezas de que el bebé estará seguro.

“Nos felicitamos, porque cada niño debería tener derecho a un futuro”, dijo la portavoz de Corvia, Mathilde Pelsers, a la agencia Belga.

El buzón está construido en forma de cuna, la diferencia es que cuenta con calefacción y una puerta, que al ser empujada, se abre para depositar al bebé. Una vez que se cierra, no se puede volver a abrir, a menos que se tenga la llave.

Una vez que la puerta se bloquea, una alarma le avisa al conserje que ha llegado un nuevo inquilino.

Además, uno de los factores más importantes, es que la cuna cuenta con una pieza única de un rompecabezas, para que el bebé pueda ser identificado. También se ofrece la opción de que el padre o madre deje sus datos.

No es la primera vez que en Bélgica se instalan este tipo de buzones. Hace 20 años se instaló el primero en la ciudad de Amberes.

Actualmente, Estados Unidos cuenta con siete buzones de este tipo en Indiana, Ohio tiene dos. En Polonia, Dinamarca, Alemania y Rusia también existen dos en cada país.