Charytín confesión desgarradora: Su hijo Shalim le pidió morir en lugar del hermanito que perdió

'Mamá, yo creo que Dios se equivocó, te hubiera dejado tu bebé y me hubiera llevado a mí'
Charytín confesión desgarradora: Su hijo Shalim le pidió morir en lugar del hermanito que perdió
Charytín Goyco.
Foto: Mezcalent / Mezcalent

Charytín Goyco a quien veremos de regreso en la tele como jueza de ‘Tu Cara Me Suena’ este próximo 4 de octubre por la pantalla de Univision, es un libro abierto de vivencias, muchas que conocemos y otras que nos sigue sorprendiendo.

¿Cómo cual? la confesión de que su hijo mayor, Shalim, deseó morirse, cambiarse por el bebé que acababa de perder su mami, con tal de no verla más triste.

Charytin estuvo de invitada en el espacio que tiene Maite Delgado en su canal de Youtube en donde entrevista personalidades. Entre muchos temas, tocaron los más difíciles en la vida de la ‘Rubia de América’ y cómo salió adelante después de cada sufrimiento.

Allí el jurado de ‘Tu Cara Me Suena’ habló de su lucha, durante 11 años, por poder quedar embarazada después de haber tenido a su hijo mayor, Shalim.

“Yo tuve a Shalim y después estuve 11 años buscando niño y nada, no había manera, cuando yo caigo embarazada, a los 3 meses tuve un problema grandísimo, era (un embarazo) utópico, fuera del útero”, le comenzó confesando Chary a Maite.

“Yo le decía al doctor: ‘si yo me quedo acostada todo el embarazo’… y el doctor me decía: ‘Señora Charytín ese bebé no puede nacer porque está fuera del útero”‘, explicó y fue así como debieron hacerle un legrado para quitarle el feto.

Eso la sumió en una depresión mezclado con un gran enojo a quien siempre fue su guía: Dios.

“Tres meses me tranqué en un cuarto, yo recuerdo que venía familia a la casa mía en Puerto Rico… Hasta que un día el hijito mío me dice: ‘Mamá, yo creo que Dios se equivocó, te hubiera dejado tu bebé y me hubiera llevado a mí'”, contó Chary ante el asombro de Maite del razonamiento de un niño de 9 años que veía a su madre de ese modo

Goyco dice que esas palabras fueron la que la sacaron del estado de donde estaba:

“Ahí me levanté y dije ‘Dios mío, gracias’, porque no hubiese podido soportar que ese hijo de mi vida, al otro no lo había conocido, que fue igual de doloroso… Dije: ‘espérate, Dios sí lo hizo bien, no me llevó este hijo que tiene 9 años viviendo conmigo’… A veces la vida te pone la palabra de alguien para que tú te puedas levantar, y me pude levantar pero los dolores son muy profundos “, siguió contando.

La Chary que conocemos alegre, positiva, conciliadora, en ese momento se transformó y por primera vez confesó que en el momento que entraba en el hospital para que le hicieran el legrado, se transformó en alguien que ni ella reconocía:

“Yo tenía una coas con Dios y rompí un vidrio en el hospital rabiosa con él. Las enfermeras nunca contaron nada, eso lo supieron ellas y yo… Después le pedí perdón a Dios y le dije que no me mandara hijos hasta que yo supiera que me perdonó, y a los tres meses me avisan que yo estaba esperando mellizos”.

Esos mellizos, Sharina y Alexander, hoy tienen 30 años y junto a Shalim son la luz de su vida y su mayor apoyo, en especial desde que falleció su esposo, Don Elin Ortiz.

MIRA AQUÍ TODA LA ENTREVISTA: