Nuevo expediente sobre los desaparecidos de Iguala exige revisar restos óseos

El documento fue elaborado por el visitador José Martínez Cruz y sostiene que el expediente del caso, con más de 1 millón de hojas, es una de las investigaciones más “importantes y relevantes” respecto a lo sucedido en Iguala, Guerrero

Nuevo expediente sobre los desaparecidos de Iguala exige revisar restos óseos
El 26 de septiembre de 2014 desaparecieron 43 estudiantes de Iguala.
Foto: Getty Images

MÉXICO – El 26 de septiembre de 2014 marcó un antes y un después en la historia de México. Esa noche desaparecieron 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa. A seis años de este hecho que conmovió al mundo entero, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pidió que se practique un análisis genético urgente a los restos óseos que han sido clasificados como pertenecientes a los jóvenes de la masacre.

“Lo más importante por el momento es encontrar el destino final de los normalistas desparecidos”, señala una investigación que hizo el órgano autónomo.

En la misma, explica el periódico Excélsior, se prevé “derivé de una nueva recomendación para intervenir con toda la fuerza institucional ante la determinación de violaciones graves de derechos humanos”.

El reciente proyecto se está trabajando desde hace seis meses y hace énfasis en establecer, de manera definitiva, lo que pasó con los normalistas aquella trágica noche de su desaparición.

También buscan pugnar para que haya justicia y reparar el daño, explica el documento, del cual tiene una copia el periódico Excélsior.

“Se propone también trascender lo casuístico e ir al fondo de las estructuras delictivas para develar los autores intelectuales del crimen y entender cómo el Estado, en circunstancias como la que aquí se analiza, forma parte del crimen organizado, para explorar mecanismos de no repetición de este tipo de crimen de lesa humanidad y proponer recomendaciones de tipo estructural”, se lee en el texto de 264 páginas.

El documento fue elaborado por el visitador José Martínez Cruz y sostiene que el expediente del caso, con más de 1 millón de hojas, es una de las investigaciones más “importantes y relevantes” respecto a lo sucedido en Iguala, Guerrero.

También pide se parta desde los últimos hechos que se investigaron.

Según la versión oficial, la policía municipal de Iguala y de Guerrero persiguió los autobuses donde viajaban los estudiantes, pertenecientes a la Escuela Normal de Ayotzinapa.

Luego los atacaron, se vieron inmiscuidos integrantes del cártel de Guerreros Unidos.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que los jóvenes fueron asesinados en un basurero de Colula, Guerrero, en cuyo lugar se encontraron varios restos.

El caso ha generado indignación en la sociedad a nivel mundial.