Una pareja puede ser la autora de 5 robos de bancos en un mes en Colorado

Las autoridades de Denver buscan a Paul Hernández y Mary Bannigan, por sospechas de que son los autores de los robos en serie

Una pareja puede ser la autora de 5 robos de bancos en un mes en Colorado
Luces de Patrulla de Policía.
Foto: Edward Kimmel / Wikimedia Commons

DENVER, Colorado – La policía de Denver y los alguaciles de condados vecinos pidieron este viernes la ayuda de la población para localizar a una pareja latina que presuntamente robó cinco bancos durante el último mes, aunque ambos tienen una carrera criminal por ese mismo delito que se extiende varios años.

Según las autoridades, Paul Hernández, de 33 años, y Mary Bannigan, de 27, serían los autores de cuatro asaltos a sucursales del banco TFC (dos veces en Denver, una en Westminster y otra en Arvada) entre el 25 de agosto y el 8 de septiembre. Tres de esos incidentes sucedieron exactamente a la misma hora: 16.30 de la tarde.

Y habrían cometido otro robo en una sucursal del Key Bank en Littleton el pasado 15 de septiembre.

Hernández había sido condenado por robar bancos en la zona de Denver entre 2016 y 2017 y estuvo en una prisión federal desde 2017 hasta finales de 2019. Tras quedar en libertad, volvió a robar bancos en enero de este año: una sucursal de TFC el 17 de enero y dos bancos (TFC y Compass) el 22 de enero.

El 4 de febrero, la policía de Broomfield (suburbio al noroeste de Denver) lo detuvo y Hernández permaneció en la cárcel hasta junio pasado, cuando quedó en libertad bajo fianza a la espera del inicio de su juicio la semana pasada.

Según las autoridades, el día que Hernández debería haberse presentado ante un juez del Distrito 18 de Colorado (que abarca los condados al suroeste de Denver), en vez de hacerlo, robó uno de los bancos.

La policía describe a Hernández como un “maestro del disfraz” por su capacidad de usar maquillaje para cubrir los muchos tatuajes sobre su rostro y su cuello, así como por su hábito de usar pelucas de cabello rubio y vestir ropa que disimula su peso y altura y le permite ocultar el arma con la que comete los crímenes, aunque no en todos los casos la usó.

Sin embargo, la calidad de las cámaras de seguridad en los bancos asaltados en enero pasado permitió determinar la presencia de maquillaje en el rostro de Hernández e incluso detectó algunos de sus tatuajes.

Hasta principios de este año, Hernández actuó solo, pero en los últimos cinco incidentes estuvo presente Bannigan quien, como su compañero, cambió de color de cabello y de atuendo en cada robo. Se desconoce la relación entre Hernández y Bannigan o cómo o dónde se conocieron. De la mujer sólo se dijo que necesita lentes y el color natural de su cabello es negro.

La organización Metro Denver Crime Stoppers ofrece una recompensa de hasta $10,000 dólares ($3,000 más que hasta la semana pasada) por información que lleve al arresto de Hernández y Bannigan.

“Estamos desesperados de que la comunidad nos ayude para arrestar a este hombre”, dijo George Brauchler, fiscal del Distrito 18 de Colorado, a cargo de las investigaciones.