Congresistas reaccionan a comentarios de Trump de no comprometerse a entregar el poder

La reacción a los comentarios de Trump de no comprometerse a entregar el poder si pierde en las elecciones, no se hizo esperar

Congresistas reaccionan a comentarios de Trump de no comprometerse a entregar el poder
Intención de voto a Trump es del 40% frente al 50% de Biden, según encuesta.
Foto: Yuri Gripas / EFE

Varias voces republicanas en el Congreso, entre ellos el líder del Senado Mitch McConnell, han contradicho al presidente, Donald Trump, luego que pusiera en duda la realización de una transición pacífica en caso de ser derrotado en las próximas elecciones presidenciales.

En una rueda de prensa de este miércoles, Trump se negó a comprometerse a entregar el poder de manera pacífica si pierde ante el demócrata Joe Biden. “Tendremos que ver qué pasa”, respondió cargando de dudas nuevamente al proceso de votación.

La inquietud sembrada por el presidente recibió una respuesta categórica del líder republicano en el Senado. McConnell tuiteó este jueves que “el ganador de la elección del 3 de noviembre será proclamado el 20 de enero. Será una transición ordenada tal como ha sido cada cuatro años desde 1792”

El proceso de cambio presidencial ha sido una garantía de la política estadounidense prácticamente desde su fundación.

Pese a que McConnell no mencionó directamente a Trump, está claro que su tuit fue una respuesta a los comentarios del presidente, quien un día antes repitió sus críticas contra el sistema de voto por correo. “Ustedes saben que me he quejado insistentemente sobre las boletas, serán un desastre”, respondió a los periodistas.

“Si se deshacen de las boletas tendremos… será una transferencia… será muy pacífica. No habrá una transferencia, francamente, habrá una continuación”, agregó Trump dejando claro que solo piensa en el triunfo en noviembre.

Mitt Rommey, senador republicano por Utah y quien frecuentemente critica a Trump, escribió en Twitter: “Una transición pacífica es fundamental para la democracia; sin eso, está Bielorrusia”, escribió dando el ejemplo del país Europeo que atraviesa una crisis política ante la denuncia de fraude electoral del presidente Alexandr Lukashenko, quien no fue reconocido como ganador legítimo por Estados Unidos.

“Cualquier sugerencia de que un presidente pueda no respetar esta garantía constitucional es impensable e inaceptable“, agregó Rommey.

Marco Rubio, senador republicano por Florida y contendor de Trump en 2016 también escribió en la red social: “Tal como lo hemos hecho por los últimos dos siglos, tendremos una legítima y justa elección. Puede tomar más de lo usual conocer el resultado, pero será válido y al mediodía del 20 de enero de 2021, el presidente jurará pacíficamente”.

El líder republicano en la Cámara Baja, el representante por California Kevin McCarthy, también contradijo a Trump: “(será) una muy pacífica transición”.

Varios estudios demuestran que el fraude en la votación es extremadamente poco frecuente en Estados Unidos, y desde 2018 cinco estados realizan sus elecciones casi completamente vía votos por correo, también llamada votación en ausencia. Entre esos estados se encuentra Utah, de gobierno republicano.

Del lado de los demócratas también hubo respuestas para los dichos del presidente, algunos utilizando palabras que lo llaman dictador o que está llamando al fascismo.

“Presidente Trump: Usted no es un dictador y Estados Unidos no le permitirá que sea uno”, escribió el líder de la minoría en el Senado, el demócrata por Nueva York, Chuck Schumer.

“La democracia está en juego. Y todos los electores de todos los rincones del país, independientemente de su partido o ideología, deberían pedir a sus senadores republicanos que hablen y exijan que no se le permita a Donald Trump hacer lo que dice que va a hacer”, agregó.

La presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, dijo no estar sorprendida: “Usted no está en Corea del Norte, usted no está en Turquía. Usted está en Estados Unidos. Es una democracia, así que por qué no trata por un momento de honrar su juramento a la Constitución del país“, dijo.

Bill Pascrell, representante demócrata por Nueva Jersey, tuiteó: “(Trump) está abiertamente llamando al fascismo. Tenemos que decirlo en voz alta. Eso incluye a los reporteros. Este año, 247 de 248 republicanos en el Congreso votaron para mantener a Trump en la Casa Blanca. Lo hicieron porque ellos valoran más su poder que la democracia. Nunca lo olviden”.

Otros representantes demócratas, como Mark Pocan y Adam Schiff también criticaron a Trump. Este último afirmó: “Este es un momento en el que yo le diría a los republicanos de buena conciencia trabajando en su administración, este es el momento en que tienen que renunciar”.