FRENAA, movimiento anti-AMLO lleva su miniplantón al Zócalo, exige la renuncia del presidente

El líder del colectivo, Gilberto Lozano aseguró que permanecerán hasta que dimita el mandatario, las pocas casas de campaña lucen vacías

FRENAA, movimiento anti-AMLO lleva su miniplantón al Zócalo, exige la renuncia del presidente
Colectivo lleva su plantón al Zócalo.
Foto: EFE

MÉXICO – Tras obtener un amparo sobre derecho al libre tránsito, integrantes del Frente Nacional Anti-AMLO (FRENAA) arribaron al Zócalo de la Ciudad de México para instalar sus casas de campaña y quedarse en plantón para exigir la renuncia del presidente Andrés Manuel López Obrador, aunque la explanada está cercada por policías capitalinos.

“Vamos a cubrir toda la plancha del Zócalo”, expresó después de unos momentos tensos con la policía el dirigente del FRENAA, Gilberto Lozano.

Aunque las casas de campaña que lograron instalar son pocas, debido a que la explanada del Zócalo se mantiene cercado por la policía, así que el plantón es mínimo y solo se han podido colocar algunas casas de campaña en las orillas de la Plaza de la Constitución, que además han lucido vacías.

Los integrantes del movimiento Anti-AMLO comenzaron con el plantón desde el sábado pasado en Avenida Juárez, luego de que la policía les impidiera ingresar al Zócalo. En un principio salieron del Monumento a la Revolución para manifestarse contra la gestión del mandatario mexicano y exigir su renuncia, pero ante la negativa de la policía de llegar a la Plaza de la Constitución, los manifestantes decidieron acampar en la Avenida Juárez, frente al Palacio de Bellas Artes.

Aunque lograron instalar algunas casas de campaña, éstas lucieron vacías, y las imágenes circularon en las redes sociales.

Para el domingo, el plantón se extendió hasta Paseo de la Reforma, una de las principales avenidas de la Ciudad de México, y justo la vialidad que fue bloqueada por AMLO en el 2006 cuando denunció fraude electoral, en las elecciones presidenciales en las que contendió frente a Felipe Calderón.

Pero los líderes de FRENAA no desistieron de su objetivo de llegar al Zócalo y promovieron un amparo, el cual les fue otorgado y la tarde del miércoles cientos de opositores anti-AMLO arribaron a la Plaza de la Constitución, aunque se encontraron que la explanada estaba sitiada por policías capitalinos, que les impidieron instalar sus casas de campaña frente a Palacio Nacional, donde vive el mandatario mexicano.

Y es que la policía capitalina cercó la mitad de la explanada del Zócalo con vallas y una fuerte presencia de agentes, que los manifestantes intentaron burlar alegando el amparo obtenido el miércoles por parte de un juez que los autorizó a instalarse en la plaza.

Al llegar a la Plaza de la Constitución, rodeada por agentes, los manifestantes leyeron la sentencia del amparo que les concedió un juez.

 

Un representante del Gobierno de la Ciudad de México acudió a entrevistarse con los inconformes, quienes entregaron una copia del fallo.

El funcionario les respondió que al estar en el Zócalo ya se ha cumplido con la orden, pero insistieron en llegar al extremo cercano al Palacio Nacional, donde vive el presidente Andrés Manuel López Obrador, lo cual les fue impedido, ya que la explanada está cercada.

Hasta que renuncie AMLO

Mientras un grupo de integrantes de FRENAA, entre ellos el dirigente nacional, Gilberto Lozano, intentaba cruzar hacia el otro lado de la plancha, otros más comenzaron a desplegar sus casas de campaña cantando el Himno Nacional.

La explanada sigue cercada por la policía.

Gilberto Lozano advirtió que no dejarán el Zócalo hasta que no renuncie el presidente López Obrador.

“Que no le quepa duda a ningún mexicano, que la lucha que estamos haciendo aquí lo hacemos por amor a México”, expresó.

El subsecretario de Gobierno de Ciudad de México, Arturo Medina, compareció en el Zócalo para dialogar con los manifestantes y ofrecerles una solución de movilidad en consonancia con la orden judicial y las disposiciones sanitarias dispuestas en la ciudad por la pandemia de la COVID-19.

Medina afirmó que intentó ponerse de acuerdo con los integrantes de FRENAA antes de este acceso precipitado a la plaza, pero que “no fue posible” porque “no quisieron”.

Asimismo, aseguró que no se liberará por completo la plaza para “garantizar que todas las expresiones publicas se lleven a cabo” con seguridad.

El colectivo derechista FRENAA permanece acampado con varias tiendas de campaña en la Avenida Juárez, del centro de Ciudad de México, desde el pasado sábado, cuando reclamó acceder al Zócalo para exigir la renuncia del presidente, pero la policía lo impidió.

Y es que ese movimiento no logrado el éxito que esperaban, ya que son pocas las casas de campaña, las cuales lucen vacías.

Las autoridades alegaron que debían cumplir con las medidas sanitarias y, además, debían evitar colisiones con otras manifestaciones, ya que ese lugar es tradicional para protestar.

Sin embargo, el miércoles los opositores consiguieron un fallo judicial para establecerse en el Zócalo, adonde se dirigieron sin comunicarse con las autoridades.

“La verdad (el subsecretario Medina) no tiene nada que charlar, simplemente indicarnos el lugar (del Zócalo) donde vamos a empezar a poner las tiendas de campaña. No hay nada que dialogar. Tienen que cumplir la orden federal, es todo”, insistió Lozano.

El dirigente aseguró que se movilizarán unos “siete millones de mexicanos” de distintos puntos del país en el Zócalo hasta el 30 de noviembre, cuando FRENAA calcula que dimitirá López Obrador, algo que parece muy alejado de la realidad.

“Nuestra expectativa es que (López Obrador) renuncie antes del 30 de noviembre. Si por alguna cosa se prolongara, a raíz de lo que pasó el sábado tenemos cubiertos los siguientes dos años para efectos de mantener la vigilancia sobre este nefasto Gobierno”, indicó Lozano.

López Obrador se ha burlado de este movimiento derechista asegurando que sus líderes no duermen en las tiendas de campaña, sino que se van a dormir a “hoteles”.

Y ha exhortado a Gilberto Lozano, líder de FRENAA a pernoctar en las casas de campaña y no solo se manifieste en el día.

Y es que luego de que instalara el colectivo su plantón en Avenida Juárez y Reforma, circularon imágenes en las redes sociales que las casas de campaña estaban vacías.

Y no solo eso también, en las redes sociales denunciaron que simpatizantes de FRENAA estaban buscando “voluntarios” para ocupar esas casas de campaña vacías.

A lo cual Lozano, aseguró que es imposible que una persona esté las 24 horas en el campamento, y minimizó esas acusaciones.