¿Se puede prevenir el suicidio?

Los hombres son los más vulnerables, pero toda persona es capaz de cometer suicidio

¿Se puede prevenir el suicidio?
El suicidio se puede prevenir con la atención adecuada
Foto: Shutterstock

El suicidio es un evento que deja consternación en el entorno del fallecido, dejando interrogantes sobre su situación y salud. Una de las más comunes se refiere a la posibilidad de haber prevenido o no la muerte del allegado. A continuación hablamos un poco más sobre el tema.

¿Quiénes son los más vulnerables?

Un artículo de la BBC señala que el suicidio es un fenómeno más común entre los hombres, pero que es una situación que no distingue sexo ni edad, siendo un escenario al que cualquiera puede llegar.

A modo de ejemplo, la tasa de suicidios en hombres fue de 13,5 por cada 100.000 durante el año 2016. En cambio, la tasa de mujeres suicidas para el mismo periodo fue de 7,5 por cada 100.000 hombres, lo que da cuenta de una diferencia importante.

Por otro lado, se ha visto que las personas vulnerables a algún tipo de discriminación tienen una mayor tendencia a quitarse la vida. Puntualmente, hablamos de refugiados y migrantes, pueblos indígenas, miembros del colectivo LGBTI, y otros.

Los hombres son los más vulnerables al suicidio. Foto: Pexels

¿Cómo la sociedad puede ayudar?

El suicido puede prevenirse de manera colectiva si la sociedad en conjunto toma determinadas posturas en torno al hecho. Según la OMS, algunas de las acciones que podemos tomar colectivamente son:

  • Eliminar los estigmas alrededor del suicidio y afrontar directamente el tema.
  • Ayudar a los jóvenes a desarrollar herramientas que les permitan enfrentar las presiones de la vida.
  • Capacitar a los trabajadores de salud no especializados a evaluar y manejar el comportamiento suicida.
  • Identificar y apoyar a las personas en riesgo, y mantener el contacto con ellas a largo plazo.
  • Restringir el acceso a medios letales.

En conclusión, prevenir el suicidio sí es posible, pero solo si tomamos una postura coherente con la situación y que la aborde directamente. Naturalmente, la ayuda profesional es indispensable, por lo que recurrir a ella debe ser una de las primeras acciones a ejecutar.