Alex Villanueva dice que no renunciará a su puesto

El jefe del Sheriff calificó las críticas del condado como divisivas y ‘antiamericanas’.

Alex Villanueva dice que no renunciará a su puesto
Alex Villanueva, jefe del sheriff de LA. (Aurelia Ventura/La Opinión)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

El Sheriff del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, dijo que permanecerá en su puesto hasta el final de su término y criticó ayer a los funcionarios públicos del condado que le pidieron que renunciara.

El sheriff, quien va para dos años en el cargo, calificó las críticas dirigidas contra él por miembros de la Junta de Supervisores y otros organismos como divisivas, con motivaciones políticas y “francamente antiamericanas”.

En su sesión semanal de preguntas y respuestas en las redes sociales, el sheriff insistió en que su supervisor directo es el Fiscal General del estado, no la Comisión de Supervisión Civil, que ha desafiado al Sheriff en varios temas, incluidas las balaceras en las que sus agentes se han visto involucrados, el arresto a una reportera local que cubría una protesta y una presunta pandilla de agentes dentro del departamento.

“Se ha escuchado a la Supervisora ​​Sheila Kuehl, al Supervisor (Mark) Ridley- Thomas y a los miembros de la Comisión de Supervisión pegar un grito en el cielo y decir que de alguna manera estoy infringiendo la ley y no estoy dispuesto a aceptar una supervisión al departamento, pero creo que realmente no entienden mi responsabilidad”, Dijo Villanueva.

“De alguna manera se engañan a sí mismos al creer que podrían crear una entidad política llamada Comisión de Supervisión Civil,  a la que, de alguna manera y de repente, me volví su subordinado…”, siguió.

“Por supuesto que no, esta  –Comisión de Supervisión Civil-  es una entidad política creada por la Junta con el único propósito de hacerme la guerra”, enfatizó.

Villanueva argumentó además que cumpliría con cualquier citación legal, pero insistió en que los funcionarios del condado se han sobrepasado.

El jueves pasado, el miembro de la Comisión de Supervisión Civil Robert Bonner, exfiscal federal y jefe de la Administración de Control de Drogas, fue el primero en pedir a Villanueva que renunciara durante una reunión de la comisión.

Mientras que los supervisores Sheila Kuehl y Mark Ridley-Thomas dijeron también unos días después que respaldaban la decisión de Bonner.

“Como los otros miembros de la Comisión de Supervisión Civil, sigo preocupado por la conducta del Sheriff y la forma en que ha interferido con el avance de la reforma y la mejora de la rendición de cuentas”, dijo Ridley-Thomas en un comunicado.

Kuehl agregó que  a Villanueva le cuesta al condado millones de dólares en reclamos de fuerza excesiva por parte de miembros del departamento.

“Es realmente un sheriff rebelde”, dijo Kuehl. “Es realmente importante que este Sheriff entienda que su comportamiento y la violación de cualquiera de las reglas comunes que gobiernan una agencia del orden, es la mayor amenaza para la seguridad pública”.

Esta no es la primera vez que ambos supervisores critican al sheriff Villanueva por algunas de sus decisiones.