Ordenan aprehensión a presunto asesino de Jessica González, profesora asesinada en Michoacán

El gobierno estatal también ofrece una recompensa para dar con el paradero de Diego Urik “N”, acusado de feminicidio. El cuerpo de la joven fue localizado en zona boscosa de Morelia

Ordenan aprehensión a presunto asesino de Jessica González, profesora asesinada en Michoacán
Jessica González Villaseñor.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO – La Fiscalía del estado de Michoacán informó que se emitió una orden de aprehensión contra Diego Urik “N”, presunto asesino de Jessica González Villaseñor, una joven profesora de educación básica en la ciudad de Morelia.

Adrián López Solís, fiscal general de justicia del estado de Michoacán, precisó que además existe una recompensa para quien aporte datos y se pueda dar con el paradero del presunto feminicida.

Además, el fiscal precisó que ya se tramitó ante la una ficha roja ante la Interpol (Organización Internacional de Policía Criminal), que tiene opera en 194 países.

El crimen se está investigando como feminicidio, informó el fiscal.

Jessica, una joven recién graduada como profesora de educación fue reportada como desaparecida el pasado 21 de septiembre.

La última vez que se le vio con vida, fue del lado de Diego Urik “N”, con quien presuntamente sostenía una relación sentimental.

Los jóvenes fueron vistos en una plaza comercial, de acuerdo a testimonios.

La familia pasaba la tarde de forma normal, pero pasaron las horas y Jessica no llegaba, tampoco respondía el teléfono. El tiempo se hizo eterno y lleno de angustia para sus padres, quien al pasar de las horas no dudaron en acudir al Ministerio Público para denunciar la desaparición de su hija.

Las autoridades emitieron la alerta Alba, y se puso en marcha la búsqueda de la joven.

Amigos y familiares también realizaron su propia búsqueda. Fueron días llenos de angustia y de incertidumbre.

Fue la tarde noche del 25 de septiembre, que el cuerpo de Jessica fue localizo en una zona boscosa en las inmediaciones de Morelia, capital del estado de Michoacán.

El crimen provocó conmoción e indignación en la comunidad michoacana y se realizaron diversas protestas para exigir justicia por el asesinato de la joven profesora de primaria.

El fiscal estatal dijo que se están siguiendo todos los protocolos para esclarecer el crimen.

Jessica apenas había entrado a trabajar dando clases en línea en el nivel primaria.

Se sentía muy feliz, cuentan sus conocidos.

Incluso al inicio del presente ciclo escolar grabó un video para presentarse ante sus pequeños alumnos.