Ford Mustang GT 2020 Premium: clásico y moderno a la vez

Es poderoso y hace parte de una marca incónica que sigue vigente, pero es gastador

Mustang GT Premium 2020 convertible.
Mustang GT Premium 2020 convertible.
Foto: Armando Varela / Cortesía

El Mustang Premiun GT que manejamos nos dejó boquiabiertos. Es un auto poderoso que te hace sentir sus 460 caballos de fuerza al instante, sin restricciones.

No se desliza en las curvas como otros deportivos de menor tamaño sino que se agarra firmemente al suelo pero igual te trasmite su empuje.

Al abordarlo no se piensa estar en un auto cuyo ADN salió de una línea de ensamblaje hace 55 años; eso te lo recuerda un emblema en la guantera. Pero su marca y lo que significa sigue tan vigente como nunca.

Viene con motor V8 de 5 Litros que ronronea por su doble exhosto, una transmisión automática de 10 velocidades y modos de manejo que incluyen pista y dragstrip para una experiencia completa.

Pero no solo de velocidad y poder se trata este GT.

Es cómodo de manejar y elegante en su estilo. Está bien terminado y una completa lista de accesorios le dan al conductor la confianza de haberse montado en una máquina cargada de tecnología.

Tiene encendido remoto, cámara de reversa y recibe android y apple car play entre otros.

Su techo se afloja con una manija y un boton que lo retracta para meterlo tras el asiento de pasajeros.

No trae monitor de punto ciego sino un pequeño espejo arriba del principal en la unidad externa, aunque creemos que lo necesita.

En general,  su tablero de mandos, incluído su sistema de calefacción dual, es más intuitivo que otros Ford como por ejemplo las camionetas.

El modelo naranja con franja de competencia que probamos (y por la que debes pagar unos $475 adicionales) despertó admiración y sonrisas por doquier. Y nos recordó ademas que un auto es mucho más que un equipo que te lleva de un punto a otro, y que hay experiencias que cuestan más pero que valen la pena.

Eso sí, prepárate porque es gastador – apenas te da un promedio de 18 millas por galón entre autopista y calle- y puede no ser una decisión muy razonable si debes viajar mucho por tu trabajo o las ncesidades de tu familia.  Además, sus asientos traseros te sirven para poco más que sentar a un pequeño, una mascota o colocar los paquetes si no quieres abrir la cajuela.

Pero el asunto es que siquieres realmente disfrutar todo lo que te entrega este coche la practicalidad debes botarla por la ventana o por lo menos dejarla guardada mientras disfrutas de una de las cosas buenas de la vida. Eso, claro está, si puedes desembolsar $45,000 por el modelo base o $48,700 con opciones, que incluyen, además de la pintura especial, rines de aluminio de 18 y spoiler.