Servicio de entrega de despensas a través de la frontera

El negocio de Lord Compras subió luego de que cerraran el cruce para los no esenciales entre México y EE.UU.

Lord Compras y su equipo se encargan de transportar las despensas. / fotos: Manuel Ocaño.

Lord Compras y su equipo se encargan de transportar las despensas. / fotos: Manuel Ocaño.  Crédito: Impremedia

Un hombre, quien prefiere ser identificado como ‘Lord Compras’ respondió la llamada telefónica de La Opinión este sábado cuando regresaba de entregar un pedido en Ensenada, México, unas 70 millas al sur de la frontera.

El objetivo de la comunicación era platicar sobre su novedoso sistema de hacer compras en San Diego para los mexicanos que no pueden cruzar por las restricciones que hay en los cruces fronterizos para los no esenciales debido a la pandemia.

Desde enero, Lord Compras —cuyo negocio lleva el mismo nombre— ha adquirido en San Diego diversos artículos que los mexicanos fronterizos necesitan.

No obstante, desde el 21 de marzo —cuando México y Estados Unidos acordaron restringir los cruces fronterizos y darle pase solo a trabajadores esenciales— las solicitudes de compras se dispararon, platicó Lord Compras, quien prefirió mantener su nombre en el anonimato.

“Si en enero o febrero tenía cinco pedidos para hacer compras en San Diego, cuando impusieron las restricciones de pronto fueron 25 al día”, recordó.

¿Cómo surgió la idea?

La idea y el nombre surgieron cuando el pequeño empresario se dio cuenta de que había servicios similares entre mujeres en especial en Tijuana, México.

Cuenta que una conocida que cruzaba la frontera, le traía el mandado o compraba los artículos que necesitaban allegadas, y al entregar cobraba una cantidad adicional por el costo de gasolina y por haber hecho el favor.

“Pero no había ningún servicio como ese para hombres”, explicó Lord Compras. Se dio cuenta especialmente en toda la temporada navideña.

En enero decidió iniciar el proyecto, como un servicio aunque no reservado a caballeros, sí al servicio de los hombres, por lo que tomó el nombre de Lord Compras.

Luego lanzó una cuenta de Facebook para promocionarse y para marzo, el negocio comenzó a prosperar.

Las restricciones que impusieron los dos países fueron principalmente para quienes no son ciudadanos o residentes legales en EE.UU.

Básicamente, las autoridades restringieron a quienes portan visa de visitante, excepto por razones esenciales, y les limitaron los cruces para hacer compras, visitar familiares y amigos o por turismo.

Las restricciones que inicialmente serían por un mes, ya se han renovado seis veces. Es más, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, acaba de anunciar esta semana que las limitaciones a cruces no esenciales continuarán “hasta que todos los estados fronterizos mexicanos alcancen semáforo verde”.

Eso significa hasta que bajen los contagios y fatalidades y que el peligro de la pandemia sea despejado, algo que puede tardar meses.

Entre tanto, el negocio de Lord Compras comienza a prosperar y a diversificarse.

Dijo que además de las personas que no pueden cruzar la frontera, también requieren sus servicios las personas que prefieren evitarse el tiempo que tardan en cruzar, o que temen sean horas adicionales de espera.

“Ahora somos tres personas que hacemos compras y una que hace trabajo de respaldo, somos un equipo”.

El negocio se encarga comprar y las lleva a través de la frontera.

El funcionamiento

Las autoridades aduanales mexicanas permiten cruzar la frontera hasta con $300 en compras hechas en EE.UU., sin tener que pagar impuestos, así que el equipo de tres personas cubre varios pedidos cada día.
En algunos artículos, el equipo elige pagar impuestos para evitar complicaciones.

“Por ejemplo, alguien quiere que le traigamos de San Diego una computadora portátil. Nosotros pagamos el impuesto al cruzar la frontera. Esto es una garantía para el cliente, si después la quiere vender o si la legara a extraviar”, indicó.

Los tres compradores se basan en fotografías que sus clientes les envían para saber qué es exactamente lo que quieren que se les lleve a su hogar.

“Si no algo específico, desde la tienda les damos una alternativa… Digamos que no hay mayonesa de esa marca, pero hay de esta otra”, dijo.

Con el paso de los meses de restricciones también se diversificaron los pedidos, pues “al principio pedían por lo general cosas del mandado, cosas con lo que se daban gusto y que ya no podían comprar, pero ahora pueden interesarse desde un par de calcetines hasta joyería”.

Lord Compras dice que lo que más piden son despensas, que adquiere en Costco, Trader Joe’s y Sprouts. Pero que también le piden llevar ropa y hasta muebles, que encuentra en Home Depot o Ikea, “Piden todo tipo de artículos”, explica.

Algunos clientes toman el servicio porque no pueden cruzar y otros porque prefieren evitar la espera en el cruce (d).

Nuevos pedidos

El equipo también ha comenzado a hacer servicios, como depositar dinero de personas que no pueden cruzar la frontera desde México en bancos estadounidenses.

Hace poco, empezarona surtir pedidos también de residentes de California, principalmente de medicamentos que se venden mucho más baratos en farmacias mexicanas.

Lord Compras dijo que el equipo cobra un porcentaje del monto total de cada compra como honorarios.

Sus clientes lo contactan inicialmente por mensaje en la cuenta de Facebook Lord Compras, luego el equipo hace un intercambio de teléfonos para ponerse de acuerdo.

En esta nota

esenciales Frontera pandemia

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain