Pierde su empleo debido a los mensajes que le envió a una mujer en Tinder

Muchas otras mujeres confesaron haber recibido trato vejatorio por parte del mismo hombre

Un australiano perdió su empleo después de se hicieran virales unas capturas de pantalla de conversaciones de Tinder en las que acosaba y amenazaba a mujeres, informa Daily Mail.

Ebonie Sanderson publicó capturas de pantalla de su conversación con Thomas McGuirk en su Instagram. Después de que Sanderson se negó a ir a la casa de McGuirk para una cita, McGuirk la llamó obscenidades como “puta fea, gorda y que pierde el tiempo”.

“Tengo derecho a cambiar de opinión y decirle a alguien que ya no me interesa porque me siento incómoda e intimidada por su naturaleza agresiva y contundente”, escribió Sanderson en su pie de foto del post.
La mujer también admitió que lo peor del ataque es el hecho de que sintió la necesidad de ser amable al rechazarlo, decirle que es guapo y que encontrará a alguien más para pasar la noche. Le hizo sentirse mal por disculparse por rechazarlo.
Después de que la publicación de Sanderson se hizo viral en las redes sociales, muchos otros comenzaron a enviarle mensajes amenazantes.
Pero Sanderson no es la única mujer a la que acosa McGuirk. Otra mujer, Erin Hinds, habló sobre sus interacciones con McGuirk y también recibió mensajes anónimos de odio en línea.

 

Hinds le contó al Daily Mail que su historia era muy similar a la de Sanderson. Hinds pasó una noche con McGuirk, pero cuando le dijo que no estaba interesada en llevar las cosas más lejos, “apretó el interruptor” y comenzó a enviar mensajes enojados. Aunque el abuso en línea es hiriente y aterrador, Hinds dijo que tener extraños que la defendieran fue “increíble”.

Según una actualización de Sanderson en su cuenta de Instagram, más de 20 mujeres han admitido haber sufrido experiencias similares con McGuirk. Ocho mujeres han hablado con el mencionado medio sobre sus interacciones con McGuirk, que tuvieron lugar en la costa este de Australia.

McGuirk también hizo comentarios racistas a algunas de las mujeres. La vloguera de belleza Jess Turunen le dijo al diario que McGuirk la llamó “basura blanca” por tener un exnovio que era negro. Después de que Turunen rechazó a McGuirk y le comunicó que no estaba interesada en él, la acosó en Tinder e Instagram.

McGuirk fue despedido de su trabajo en Invenco y desde entonces ha hablado públicamente sobre su comportamiento. McGuirk le dijo a News.com.au que estaba “actuando de manera impulsiva” porque estaba “herido” y “lucha con el rechazo”.