Una mujer convicta por un horrible crimen será ejecutada en diciembre en EE.UU.

Es la primera ejecución de una mujer en Estados Unidos en más de seis décadas

Una mujer convicta por un horrible crimen será ejecutada en diciembre en EE.UU.
Penitenciaría Federal de Estados Unidos en Terre, Haute, Indiana.
Foto: Scott Olson / Getty Images

La asesina convicta Lisa Montgomery, quien estranguló fatalmente a una mujer embarazada y luego le abrió el cuerpo y secuestró a su bebé por nacer, está programada para ser ejecutada mediante inyección letal el 8 de diciembre, según las autoridades federales.

El fiscal general William P. Barr informó en un comunicado que Montgomery era uno de los dos reclusos programados para ser ejecutados.

El otro recluso condenado a la pena capital es Brandon Bernard, uno de los dos hombres del centro de Texas que están en el corredor de la muerte federal, después de ser condenados por los brutales asesinatos del pastor Todd Bagley y su esposa Stacey, en Iowa. Está previsto que Bernard sea ejecutado mediante inyección letal el 10 de diciembre de 2020 en la Penitenciaría Terre Haute, en Indiana.

El coautor de este doble asesinato, Christopher Vialva fue ejecutado el 24 de septiembre en la Penitenciaría de Estados Unidos en Terre Haute, Indiana.

Lisa Montgomery estranguló fatalmente a una mujer embarazada, Bobbie Jo Stinnett, le abrió el cuerpo y secuestró a su bebé.

En diciembre de 2004, como parte de un plan premeditado de secuestro y asesinato, Montgomery condujo desde su casa en Kansas hasta la casa de Stinnett en Missouri, supuestamente para comprar un cachorro.

Una vez dentro de la residencia, Montgomery atacó y estranguló a Stinnett, que estaba embarazada de ocho meses, hasta que la víctima perdió el conocimiento.

Usando un cuchillo de cocina, Montgomery luego cortó el abdomen de Stinnett, haciendo que recuperara el conocimiento.

Siguió una lucha y Montgomery estranguló a Stinnett hasta la muerte.

Montgomery luego sacó al bebé del cuerpo de Stinnett, se llevó al bebé con ella e intentó hacerlo pasar como suyo.

Posteriormente, Montgomery confesó haber asesinado a Stinnett y haber secuestrado a su hijo.

En octubre de 2007, un jurado del Tribunal del Distrito Oeste de Missouri declaró a Montgomery culpable de secuestro federal con resultado de muerte y recomendó por unanimidad la pena de muerte, que el tribunal impuso. Su condena y sentencia fueron confirmadas en apelación y su solicitud de reparación colateral fue rechazada por todos los tribunales que la consideraron.

Barr dijo que ordenó al director de la Oficina Federal de Prisiones que ejecutara la pena de muerte en la Penitenciaría de Estados Unidos en Terre Haute, Indiana.

Montgomery es la única mujer en el corredor de la muerte del gobierno federal.