Caucus hispano exige a la Administración localizar y reunir a 545 familias inmigrantes

No se ha podido ubicar no a padres no a niños de 362 familias. Y sólo se ha podido ubicar a los niños de otras 183 familia inmigrantes

Niños inmigrantes detenidos en el Refugio Temporal de Homestead, Florida.
Niños inmigrantes detenidos en el Refugio Temporal de Homestead, Florida.
Foto: Archivo / EFE

El Caucus Hispano en el Congreso exigió este miércoles al gobierno del presidente Donald Trump localizar y reunificar a 545 familias de inmigrantes separadas en 2018, cuyos miembros hasta la fecha no han sido ubicados tras el pedido de un juez federal de California.

“Cada niño que fue separado por la fuerza de sus padres en la Administración Trump debe tener su familia ubicada y deben reunirse aquí en Estados Unidos para estar juntos”, señaló el presidente del Caucus, el representante Joaquín Castro, demócrata de Texas.

La exigencia fue hecha en una conferencia de prensa tras la publicación el martes de un documento, presentado conjuntamente por el Departamento de Justicia y la Unión de Libertades Civiles (ACLU) en respuesta a un requerimiento de un tribunal de California, que indica que cientos de padres y madres han sido deportados sin sus hijos deben ser reunificados.

Más de 2,800 niños fueron separados de sus padres en el verano de 2018 por la política de “tolerancia cero”, una medida impulsada por el entonces fiscal general Jeff Sessions, hasta que el juez federal Dana Sabraw del Tribunal Federal de San Diego ordenó detener la medida y procurar la reunificación.

Desde ese entonces se ha tratado de cumplir con este cometido. Sin embargo, este martes las partes dieron a conocer que 545 padres o madres no han podido ser reunificados con sus hijos porque no se les ha podido localizar.

El abogado litigante de ACLU, Lee Gelernt, explicó en la conferencia de prensa que de este gran total (545), no se ha podido ubicar ni a los padres ni a los niños de 362 familias. En el caso de las otras 183 familias solo se pudo ubicar a los niños.

“Esto fue una política brutal del gobierno”, dijo Gelernt al señalar la poca o nula colaboración de la Administración para entregar la información de la separación de las familias ni al juez ni al Congreso.

El gobierno no quiso admitir que no tenía pista sobre estas familias, según dijo el abogado. No fue sino hasta octubre de 2019 que el gobierno entregó toda la información para que se pudiera realizar la búsqueda.

Castro resaltó que “se tiene una responsabilidad legal y obligación moral de hacer” la reunificación.

“La realidad trágica es que cientos de padres y madres fueron deportados a América Central sin sus niños, que permanecen aquí con familias adoptivas temporales o con familiares distantes”, añadió Gelernt.