Cómo es la nueva política de deportaciones rápidas de ICE

Por Damià Bonmatí - Noticias Telemundo Investiga

Cómo es la nueva política de deportaciones rápidas de ICE
Bajo Trump crecen las deportaciones de inmigrantes sin record criminal.
Foto: ice.gov / Getty Images

Gustavo, un inmigrante que vive en Los Ángeles, se decepcionó al escuchar sobre la nueva política del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE): “Está duro y canijo porque acabo de llegar y ya nos van a sacar. Hay que andar con cuidado y echarle ganas”, aseguró en una entrevista con Noticias Telemundo.

Este inmigrante indocumentado lleva menos de dos años en Estados Unidos y no tiene un proceso abierto en una corte de inmigración. Es el perfil de los extranjeros afectados por las deportaciones rápidas (expedited removals) que ICE empezó a aplicar desde hace días y que este miércoles la agencia confirmó en un comunicado a los medios.

La nueva directiva permite a los agentes de ICE iniciar procesos rápidos de deportación sin necesidad de ver a un juez de inmigración y en cualquier lugar del país, tal y como publicó hace una semana Noticias Telemundo e informó antes Buzzfeed.

Los abogados de inmigración consultados advierten que estos nuevos poderes permitirán detener a más personas y deportarlas más rápido. La expulsión puede ejecutarse en cuestión de horas o días, según los expertos.

Preguntado por la rapidez de las deportaciones, un vocero de ICE se limitó a decir que se valora cada caso de manera individual.

Solo una parte de los inmigrantes indocumentados pueden verse afectados. Según ICE, deben cumplirse estas situaciones para ser sujeto a una deportación exprés:

  • Inmigrantes con poco tiempo en Estados Unidos. La norma afecta a aquellos que entraron de manera ilegal a Estados Unidos hace dos años o menos que eso. El comunicado de ICE dice que se tratará de inmigrantes que no “pueden demostrar afirmativamente al oficial de inmigración que han estado físicamente presentes en los Estados Unidos de manera continúa por un periodo de dos años inmediatamente después de la determinación de inadmisión”.
  • Inmigrantes sin un proceso migratorio en corte. Además de llevar poco tiempo en el país, se trata de inmigrantes que no fueron procesados por la Patrulla Fronteriza ni por ICE, ni se les ha dado un permiso (parole), y, por lo tanto, no tienen un caso abierto en las cortes de inmigración.

Quedan excluidos de las deportaciones exprés aquellos extranjeros que se encuentran con un proceso abierto en una corte de inmigración. Una clave, según algunos abogados, es tener bajo su control una notificación de comparecencia ante un juez. El documento debería decir notice of appear y eso debería protegerlos de esta nueva política de ICE.

Un alto cargo de ICE que está realizando las funciones de director, Tony Pham, dijo que esta nueva política “permitirá proteger nuestras comunidades y preservar la integridad de nuestras leyes de inmigración aprobadas por el Congreso”.

Desde cuándo se aplica

Los agentes de ICE realizaron un curso de formación para empezar a usar sus nuevos poderes y tuvieron hasta el pasado viernes 16 de octubre para completarlo. Desde entonces, ya tienen la capacidad de aplicar esta nueva política, según detalló un vocero de la agencia a Noticias Telemundo.

Las deportaciones rápidas no son nuevas ni desconocidas pero, desde ahora, se pueden producir en cualquier lugar del país.

Desde 1996, cuando el Congreso de Estados Unidos aprobó esa opción de deportación, el gobierno de Estados Unidos había puesto en marcha las expulsiones exprés solo en casos muy limitados, por ejemplo, inmigrantes que entraron en los últimos 14 días y se encuentran a 100 millas de la frontera.

Pero en 2019, la administración Trump, que ha endurecido las políticas migratorias, quiso extender esas expulsiones a todo el país y aplicarlas también a extranjeros que llevaran menos de dos años en Estados Unidos. Varias entidades llevaron a las cortes esa política, que un juez dejó en suspenso de manera temporal.

Desde finales de septiembre de 2020, cuando una corte de apelaciones del Distrito de Columbia cambió el rumbo del caso, el gobierno puede volver a aplicar esa política legalmente. La única opción que le queda a los demandantes es recurrir a la máxima autoridad legal del país, la Corte Suprema. Mientras tanto, las deportaciones exprés son una opción que ICE puede aplicar cuando lo considere necesario.

Cómo afectará a los indocumentados

Quienes se manifiestan en contra de esta política advierten que los derechos de ciertos inmigrantes indocumentados se reducirán y quedarán en manos del criterio de cada agente de inmigración.

“Esto da menos oportunidades para que el inmigrante vea a un juez y permite a los oficiales de inmigración emitir una orden de deportación sin tener que ir frente a un juez neutral e independiente para garantizar que están siguiendo la ley”, dijo a Noticias Telemundo Aaron Reichlin-Melnick, consejero en temas de inmigración en American Immigration Council, una de las organizaciones que denunció esta política en las cortes.

Dos licenciadas de la Asociación Nacional de Abogados de Inmigración (AILA) dijeron a Noticias Telemundo que parar una expulsión rápida es mucho más complicado que una deportación estándar, la cual necesita ser ordenada por un juez.

Qué recomiendan los abogados

Según la abogada de inmigración de Telemundo, Alma Rosa Nieto, “los que tienen menos de dos años [en el país] deben de asesorarse para ver si tienen alguna alternativa para emigrar: algunos son elegibles para visa o asilo político o tienen algún familiar que los puede pedir”.

A quienes llevan más tiempo en el país, la licenciada Nieto recomienda dejar documentos y pruebas a alguien de confianza para probar su permanencia en Estados Unidos en caso de que fueran arrestados por ICE.

Algunos abogados dudan de cómo ICE aplicará esta política y, sobre todo, de cómo comprobará cuánto tiempo lleva el inmigrante en el país.

El presidente, Donald Trump, prometió en 2016 aumentar las deportaciones en Estados Unidos pero ha tenido problemas para acelerar esos procesos. Se encontró un cuello de botella en las cortes de inmigración: hay más de un millón de casos pendientes de resolver, según datos oficiales obtenidos por el centro TRAC de la Universidad de Syracuse.

Bajo esta política, el gobierno puede evitar a los jueces de inmigración en ciertos casos.

El corresponsal Francisco Cuevas colaboró en esta nota. Si está afectado por esta política, puede contactar confidencialmente al autor de la noticia por email: damia.bonmati@nbcuni.com