La Opinión dice sí a la Proposición 18

La Opinión dice sí a la Proposición 18
Los votantes latinos consideraron la respuesta del Gobierno a la pandemia.
Foto: Ciro César / La Opinión

Este año los votantes de California lidian con una docena de proposiciones estatales y un alto número de medidas locales, municipales, condales, etc.

De todas, una de las que tiene más sentido común y a la que nos es más grato apoyar es la Proposición 18, una enmienda a la Constitución de California que aprobó previamente la Legislatura estatal.

Si es aprobada, la 18 permitirá a quienes hayan cumplido 18 años el día de las elecciones generales – y que por lo tanto pueden votar – el derecho a emitir su sufragio también en las elecciones primarias previas a las generales.

Se entiende: en las elecciones primarias se depuran las listas de candidatos para distintos puestos de votación, de manera tal que para cuando llegue la elección general – sea presidencial o de medio término, o especial – solamente quedan dos finalistas para cada cargo, por lo general.

Es más: si uno de los candidatos llega a tener el 50% o más de los votos en las primarias, ya es elegido y no pasa a la segunda ronda de la elección general.

En la actualidad, quien tiene 18 años para la elección general pero no para la primaria no puede participar en esta última. De esa manera su participación es truncada, parcial y no decisiva. Si el puesto que le interesa ya fue decidido, su derecho al voto aunque tenga 18 años ya no es absoluto.

Con buen tino, la Proposición 18 da fin a esta desviación de las normas democráticas.

Pero eso no es todo.

Cuanto más joven el votante, mayor es la proporción de latinos en el total. Mientras que entre votantes de 56 años para arriba el 75% son blancos y el 8% hispanos, en el grupo de 18 a 23 la proporción es 55% y 22% (Datos del PEW Research Center). Si pasa la propuesta podría subir entonces el número de votantes latinos.

Actualmente las Fuerzas Armadas de Estados Unidos aceptan nuevos reclutas de 17 años. Para el país, está bien que el joven sirva a la patria como soldado, pero no que tenga derecho ciudadano.

Igualmente, muchos jóvenes ya participan en la fuerza laboral y pagan impuestos. Si no tienen derecho completo a votar, estamos ante una tributación sin representación.

La Proposición 18 da fin a esta desviación.

Permitir que nuestros jóvenes inicien su ciclo cívico a esta edad los educa y construye la base para que participen en la vida del país para el resto de sus vidas, en temas tales como la educación terciaria, el cuidado de salud y la disponibilidad de puestos laborales.

Hasta hoy, 18 estados aprobaron propuestas similares. California debe hacerlo también.

Por todo esto, y entre hoy y el 3 de noviembre, La Opinión te exhorta darle una oportunidad a la juventud.  ¡Vota sí por la Proposición 18!