Consideran ‘costo de recuperación’ para restaurantes, bodegas del condado de LA

Restaurantes del estado presentan demanda colectiva por pago de permisos y tarifas a agencias gubernamentales

Consideran ‘costo de recuperación’ para restaurantes, bodegas del condado de LA
Los restaurantes podrían cobrar un cargo adicional por COVID-19.
Foto: AFP / Getty Images

La Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles aprobó esta semana una moción introducida por la Supervisora Hilda Solís para considerar un cargo temporario de recuperación de COVID-19 (COVID-19 Recovery Charge) en restaurantes, cervecerías, bodegas y otros negocios de la industria de la hospitalidad, en las zonas no incorporadas del condado de Los Ángeles.

Luego de considerar las preocupaciones e inquietudes de representantes laborales y de negocios, el Departamento de Consumidores y Asuntos de Negocios del condado de Los Ángeles, junto al Concilio del condado y otros departamentos reportarán a la Junta el próximo 24 de noviembre y entregarán un borrador inicial para redactar una ordenanza que permita a establecimientos de venta de comida, cerveza y bodegas cobrar temporariamente un cargo de recuperación de COVID-19 a sus clientes. El borrador de la ordenanza incluirá la cantidad estimada del cargo extra y  el límite que los establecimientos podrán cobrar a sus clientes.

“La industria de la hospitalidad independiente, como restaurantes, cervecerías y bodegas, se ha enfrentado a una profunda incertidumbre a lo largo de la pandemia de COVID-19. Además, esta industria emplea una fuerza laboral que depende de trabajos con pocas barreras de entrada para su sustento, muchos de ellos de comunidades de color. Hasta que se permita una vez más el comedor interior completo, es poco probable que la industria de la hospitalidad independiente genere los ingresos que producía antes de COVID-19. Es fundamental que continuemos apoyando a este sector permitiéndoles temporalmente agregar un “Cargo de recuperación de COVID-19” a la factura total de un cliente. Esta tarifa opcional les brinda a los propietarios de pequeños restaurantes, cervecerías y bodegas la oportunidad de recuperar los gastos relacionados con el PPE, las iniciativas de bienestar de la fuerza laboral y los costos de construcción para cenas al aire libre si desean aprovechar esta herramienta económica”, indicó la supervisora Solís, en un comunicado.

Esta iniciativa ya se ha aplicado en la ciudad de Nueva York, tanto para los locales que sirven comida dentro o fuera del establecimiento. Los pedidos de reparto o para llevar no están incluidos. Los restaurantes y establecimientos que cobren dicho cargo, de hasta el 10 por ciento de la cuenta total, deben anunciarlo de manera clara y visible en sus menús.

Demanda colectiva

Esta semana, un grupo de restaurantes del estado de California presentaron demandas en contra de las agencias gubernamentales del condado y del estado alegando que tuvieron que pagar millones de dólares en tarifas de salud y diferentes permisos. Según las demandas, los restaurantes tuvieron que seguir pagando dichas tarifas, a pesar de estar cerrados o de haber tenido que limitar sus operaciones como resultado de la pandemia.

Según Brian Kabateck, un abogado que representa restaurantes en los condados de Los Angeles, San Diego, Orange, Monterey y Sacramento, dichas tarifas suman alrededor de 100 millones de dólares.  Otros establecimientos en Fresno y San Francisco tienen planeado presentar más demandas.

Las autoridades condales y estatales tienen 45 días para responder a la demanda.