Diego Armando Maradona será intervenido quirúrgicamente por un edema en la cabeza

El legendario futbolista será intervenido quirúrgicamente en la clínica Olivos

Diego Armando Maradona será intervenido quirúrgicamente por un edema en la cabeza
Fuentes cercanas a Maradona confirmaron la información.
Foto: Getty Images

La salud de Diego Maradona sigue siendo motivo de preocupación: este martes, un día después de haber sido internado en una clínica de La Plata, se conoció que el excapitán de la selección argentina deberá ser operado de un edema en la cabeza. Así lo confirmaron fuentes vinculadas al propio Maradona.

La intervención se realizará en la Clínica Olivos, de Vicente López, adonde será trasladado, alrededor de las 20 de hoy. “Diego está lúcido y muy tranquilo. Se trata de un procedimiento de rutina, él está de acuerdo con que sea operado. Yo mismo haré la intervención”, informó el doctor Leopoldo Luque, a las 16.20, en la puerta de la clínica Ipensa.

En términos médicos, Maradona padece un hematoma subdural: se trata de la acumulación de sangre entre el cerebro y su cubierta más externa. Eso se advirtió a raíz de una tomografía que se le realizó después del mediodía, cuyos resultados indicaron la necesidad de cambiar los planes: en principio, la idea era que permaneciera uno o dos días más en la clínica antes de volver a su casa.

El hematoma se aloja en el lado izquierdo de su cabeza, debido a un golpe que habría sufrido en su casa, producto de una caída, que inicialmente no revistió mayor importancia. “A veces, se trata de golpes casi imperceptibles”, comentó el médico. Ahora, a raíz de ese edema, se tomó esta determinación, aunque no hubo ninguna comunicación oficial de parte de la clínica Ipensa, donde permanece alojado.

A Maradona no se lo vio bien el viernes pasado, cuando participó de un breve homenaje que se le realizó en el campo de juego del estadio de Gimnasia, antes del partido que su equipo disputó con Patronato de Paraná por la primera fecha de la Copa de la Liga Profesional. Ese día, que cumplió 60 años, ni siquiera se quedó a ver el partido. Maradona no iba a estar presente en el estadio, pero finalmente decidió acudir a un reconocimiento, en el que Marcelo Tinelli, presidente de la Liga Profesional, y Claudio Tapia, titular de la AFA, le entregaron una plaqueta de homenaje, en lo que fue su última aparición pública.

“Diego perdió peso porque venía entrenando. Lo vi triste, eso nos llevó a internarlo de común acuerdo. Diego es una persona de ciclos, a veces está muy bien y de a ratos no tan bien. No me gustaba el momento en el que estaba. Internarlo lo ayuda“, expresó Luque, su médico personal, que ahora última los detalles de los pasos a seguir.

Alrededor de las 15.40, cuando se conoció la noticia de su próxima intervención, ingresó a la clínica Verónica Ojeda, una de sus exparejas, que se mantiene todo el tiempo cercana a la situación.

*Artículo publicado originalmente en La Nación.

ACTUALIZACIÓN

En el transcurso de la tarde, Maradona fue trasladado del hospital de La Plata en el que se encontraba a la clínica Los Olivos, donde será intervenido.

El movimiento se realizó en una ambulancia custodiada por la policía en medio de un grupo de reporteros que ya esperaba la salida del exfutbolista.